martes, 5 de febrero de 2019

Crítica a la "Carta abierta al grupo comunista revolucionario -GCR"

Reproducimos a continuación una oportuna crítica anónima a la "Carta abierta al grupo comunista revolucionario -GCR", publicada anteriormente.
Anónimo
En esta carta, si bien se denuncia el exacerbado culto al lider practicado por Bob Avakian. También se ataca descaradamente a la guerra popular en el Perú. En esta carta se dice que la guerra popular ha sido derrotada, que la tesis de la jefatura del PCP eleva al Presidente Gonzalo por encima del partido y por esa razón, al ser capturado, se dió por perdida la guerra popular. A continuación cito de la carta:
"Cuando existen varios peligros en cuanto a construir un movimiento en torno a un individuo como la perpetuación de la contradicción entre dirigentes y dirigidos, la exageración del papel de los individuos en la historia (ya que son las masas las que hacen la historia), el peligro de que si algo suceda con el individuo el movimiento pueda decaer (como pasó en Perú, en donde la captura de Gonzalo contribuyó junto a otros factores para que se diera la perdida de la GP en dicho país)."
El hecho de comparar al Presidente Gonzalo con Bob Avakian es simple y llanamente un ataque totalmente gratuito cuya única manera de sostenerse es sirviéndose de la propaganda negra del viejo estado peruano y el imperialismo yanqui. Es comparar a alguien que se ha atrevido a iniciar la lucha armada en un país semifeudal y semicolonial con otro que intentó hegemonizar bajo su sombra al MRI y atacar gratuitamente las guerras populares mientras que, en su país, nunca libró lucha armada alguna. Es comparar a alguien que consiguió todos los títulos mediante sus obras prácticas y teóricas, títulos que también han conseguido varios hombres ilustres a lo largo de la historia, como Abraham Lincoln, Isaac Newton, Albert Einstein, Carlos Marx, etc... mediante sus obras prácticas y teóricas con otro que, tal como se denuncia en la carta, pretende elevarse por encima del partido, creerse la reencarnación de Carlos Marx, tener un instituto con su nombre, que cree que todo comunista debe ser seguidor suyo y que cree que nadie puede alcanzarlo cualitativamente. Para comparar al Presidente Gonzalo con Bob Avakian, los revisionistas necesitan "igualarlos" por abajo. Para lograr ese cometido, los revisionistas invisibilizan la obra práctica del Presidente Gonzalo y simplifican su obra teórica para poder atacarla mediante adjetivos minúsculos como dictador, antidemocrático, culto a la personalidad y demás calumnias.
Demostrado ya está que la falsa "lucha" contra el culto a la personalidad ha sido arma de los seguidores del camino capitalista para aislar a la dirección del partido y de las masas. Así fue como Jruschov difamó a Stalin, así fue como Teng Hsiao Ping difamó a Mao Tse Tung y así es como la LOD, la LOI y el revisionismo internacional difaman al Presidente Gonzalo.
Mientras Jruschov "denunciaba" el culto a la personalidad de Stalin, Jruschov mismo lo practicaba mandando a colgar grandes retratos suyos en los edificios de la URSS, retratos que el mismo pueblo soviético derribó y pisoteó mientras exclamaban: "¡Por la patria! ¡Por Stalin!"
Ahora los seguidores y ex-seguidores de Bob Avakian así como el propio BA, aplicando la ley de transposición goebbeliana, cargan sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque.
Finalmente, el Presidente Gonzalo llamó a continuar la guerra popular hasta el comunismo cuando este fue capturado en 1992:
"Nosotros estamos aquí en estas circunstancias; unos piensan que es una gran derrota, ¡sueñan!, les decimos sigan soñando. Es simplemente un recodo, nada más, ¡un recodo en el camino!. El camino es largo y con ese llegaremos, y, ¡triunfarémos! ¡Ustedes lo verán! ¡Ustedes lo verán!"
Esto refuta la tesis reaccionaria de que la guerra popular terminó cuando la dirección fue capturada. El resto, son patrañas fabricadas por el SIN montesinista para sembrar confusión en el MCI.

2 comentarios: