lunes, 20 de agosto de 2018

Perú: Acciones de la Guerra Popular

"En lo que a nosotros respecta queremos reiterar, tantas veces sea necesario, para que quede nítido a traves de la historia y para que los pueblos del mundo saquen lección de nuestros asiertos y errores. Es el Partido Comunista del Perú el que se ha atrevido iniciar laguerra popular y ya estamos llevándola varios años adelante. El fundamento principal para sostener esta guerra es la ideologia del proletariado, el Marxismo-Leninismo-Maoísmo,Pensamiento Gonzalo, invensible y todopoderosa. La única verdadera manera de transformar
la sociedad: la guerra popular. No hay otra forma. En la historia, en el desarrollo de la sociedad, los diferentes sistemas al caducar han dado paso a otra etapa más desarrollada. Sin embargo, otra vez cabe recalcar: no hay ningun precedente histórico en el cual, una clase cede el poder a otra y se retira benignamente del escenario de la historia. Las transformaciones sólo se pueden realizar a través de la tormenta de la revolución.

En estas circunstancias, en Setiembre de 1992, se produjo la detención del Presidente Gonzalo y nuestro Partido probado en mil combates y sustentado por la ideología invicta del proletariado, el Marxismo-Leninismo-Maoísmo, Pensamiento Gonzalo, tuvo que afrontar este recodo; en los momentos difíciles surgen todo tipo de monstruos, amamantados y cobijados por el imperialismo, norteamericano principalmente, como son los revisionistas del “acuerdo de paz” cobijados en el movadefestos miserables traidores lanzaron al mundo, con empeño desenfrenado, la supuesta paz,pacificación y diálogo, la más estúpida idea para envenenar a la clase, a las masas.

Los comunistas estamos hechos para las más altas dificultades. Los imperialistas y los revsionistas, en santa alianza, vociferan al viento, la supuesta derrota del Partido, la derrota del socialismo, la caducidad del Marxismo. Les advertimos, por más que truenen cañones, por más que descarguen golpes demoledores, preparen el más artero genocidio contra el pueblo,no podrán prevalecer. Estamos dispuestos a pasar el río de sangre que demanda la revolucion, para alcanzar nuestra meta inalterable, el comunismo. La validez universal del Maoísmo, es para nosotros la más alta ciencia de la revolución y una atronadora llamada de atencion para los imperialistas, los revisionistas y los oportunistas de todo pelaje. La verdad del Marxismo-Leninismo-Maoísmo, Pensamiento Gonzalo, es irresistible. Las masas populares se levantarán invariablemente en revolución. La revolución mundial triunfará inoxorablemente. Esto lo demanda el Maoísmo y nosotros cumpliremos".

La cita que antecede pertenece a la Camarada Laura y fue publicada  en este mismo blog, hace algún tiempo, en CONVERSACIONES CON LA CAMARADA LAURA EN LAS BASES DE LAS MONTAÑAS VIZCATAN, en el VRAEM, llevada a cabo alrededor del 2012 , hoy las reproducimos para mostrar que lo expresado por el PCP a través de la Camarada Laura se cumple, porque es palabra del Partido, lo muestran los hechos, la guerra popular en el Perú no se ha detenido jamás, mientras haya Partido y masas todos los milagros podrán ser hechos.

Las acciones de la guerra popular en el ámbito del Comité Regional Principal son muestras palpables de esta verdad marxista-leninista-maoísta, pensamiento gonzalo expresada por la Camrada Laura a continuación unas noticias de las pocas que aparecen al respecto en la prensa reaccionaria, como las de las bajas causadas a las FF.AA. genocidas en el VRAEM en los últimos días. Leer las notas:


​Encuentran presunto material terrorista en línea de Tren (Diario Correo Huancavelica)
Efectivos policiales participaron del hallazgo de material que podría tener un origen terrorista.
 

07 de Agosto del 2018 - 09:11 » Textos: Correo » Fotos: Cortesía

Ayer, en horas de la mañana, efectivos policiales participaron del hallazgo de material que podría tener un origen terrorista.

Según trascendió, el hallazgo lo hicieron a través de acciones de inteligencia, a un costado de la línea del tren, en las inmediaciones de la base policial del Escuadrón de Emergencia, también conocido como “ex cuartel”, lugar donde ahora se asienta las bases de los escuadrones Verde y Antimotines,

Se conoció que hasta el lugar llegó un representante del Ministerio Público, quien junto a la policía, realizaron la incautación del material de guerra hallado a un costado de la vía ferrea.

Afirman de que eran dos granadas, un detonador, junto a lo que sería una banderola, color rojizo o rosado, con la inscripción amarilla del símbolo comunista de la hoz y el martillo.

Algunos testigos afirman que encontraron dos balas, mientras otros dan a conocer que la cantidad que superaría las 80 municiones.

HERMETISMO. Dicha investigación se mantiene en reserva y por ende en total, hermetismo aunque, a la luz de acontecimientos similares, se espera que la policía no encuentre a ni uno de los responsables del hallazgo.

Asimismo, se supo, que pese a que el hallazgo fue por labor de inteligencia, no lograron detener a ni uno de los que transportaban el material de guerra, encontrado en las inmediaciones de una base policial.

Algo similar ocurrió en el mes de abril del 2016, cuando encontraron banderolas rojas en las inmediaciones de los cerros emblemáticos de Huancavelica, sin embargo, nunca se supo de ni un detenido.

Tampoco se detuvo a ni un culpable del atentado terrorista ocurrido en Anco, el cual dejó a cuatro policías sub oficiales fallecidos, quienes volvían en una unidad policial luego de realizar un izamiento por el Día de la Bandera.

Vraem: Ataque terrorista dejó un agente FAP falleció en Ayacucho (Diario El Comercio)

El suboficial Elmer Quispe Ríos murió ayer por la tarde en un enfrentamiento en el distrito de Canayre (Ayacucho). Ejército sobrevuela zona en la que actúan remanentes de Sendero Luminoso

Según se informó, los agentes del orden ejecutan desde hace cuatro días una operación contraterrorista en el Vraem. (Foto: Rolly Reyna / Archivo)
 
Un agente del comando de Defensa y Operaciones Especiales (DOES) de la Fuerza Aérea del Perú (FAP) murió baleado la tarde de ayer en un enfrentamiento contra terroristas en la localidad de Virgen de Ccasa, en el distrito de Canayre, provincia de Huanta (Ayacucho). Este sector pertenece al valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem).
El suboficial de tercera Elmer Audiencio Quispe Ríos, de 26 años, integraba una patrulla que había acudido al sector para reforzar a las fuerzas combinadas de la FAP, el Ejército y la Marina que estaban en alerta máxima en el Vraem.
Los agentes ejecutaban desde hacía cuatro días una operación contraterrorista en la zona. Según fuentes de inteligencia de la FAP, la muerte del suboficial Quispe ocurrió al ser impactado por un proyectil disparado por un francotirador cuando repelía junto con sus compañeros una embestida terrorista.
El choque se inició pasado el mediodía de ayer y se habría prolongado por varias horas en la selva. Las autoridades no informaron si hubo agentes heridos o terroristas abatidos durante el enfrentamiento.
Tras el enfrentamiento, personal del Ejército realizó varios sobrevuelos por Virgen de Ccasa y sectores colindantes a fin de dar con la columna terrorista. Sin embargo, hasta el cierre de este artículo no se habían obtenido resultados.
 

sábado, 18 de agosto de 2018

India: Los maoístas izaron banderas contra la falsa independencia

Una bandera negra habría sido izada por maoístas en las instalaciones del Panchayat (especie de gobierno de las regiones tribales, ligado al viejo Estado), de la aldea de Arewada, a 180 kilómetros del distrito de Gadchiroli, estado de Maharashtra, informó la policía al monopolio de prensa Reuters. La región es conflictiva por la guerra popular realizada por el Ejército Guerrillero Popular de Liberación (EGPL) y dirigida por el Partido Comunista de la India (Maoísta).
"Los aldeanos avistaron por la mañana una bandera negra echada en el mástil de la bandera de la oficina del Panchayat", dijo el inspector y encargado de la comisaría de policía del subdistrito de Bhamragad, Suresh Madne.
"Como la aldea es lejana, no pudimos visitarla inmediatamente. La aldea se queda bajo una región con actuación de los naxalitas [como son designados localmente los maoístas indios], entonces existe la posibilidad de que ellos puedan hacer una emboscada y atacar a la policía. ", Agregó el delegado. Madne dijo que pidió a los residentes locales ya los funcionarios del Panchayat de la villa para quitar la bandera negra. "Todavía no se sabe si la bandera ha sido removida o no", agregó.
Ellos dijeron que los aldeanos también encontraron una bandera supuestamente colocada por los maoístas del exterior de la oficina del Panchayat, que convoca a las masas a boicotear las celebraciones del "Día de la Independencia".
Según el monopolio, la banda denunciaba el fascismo del gobierno federal de Narendra Modi y llamaba al pueblo a luchar por sus derechos ya rechazar la criminalización de la lucha popular.

México: Brigadas Juveniles del Pueblo apoyan a los 23 de Brasil

Brigadas Juveniles del Pueblo, manifiesta la entera solidaridad de la juventud proletaria, campesina y popular de México hacia la juventud revolucionaria del Brasil, especialmente hacia el Movimiento Estudiantil Revolucionario y Popular (MEPR) y el camarada Igor Mendes, quienes junto a otras organizaciones democráticas juveniles, han sufrido el acoso, persecución y prisión política por parte del viejo estado desde el gobierno de Dilma y actualmente con el gobierno fascista de Temer, cuyo poder judicial recientemente ha sentenciado a 23 jóvenes brasileños a penas privativas de la libertad de 5 a 13 años de prisión, por haber participado en las jornadas de repudio a la Copa Mundial de Futbol FIFA 2014.

Durante estas protestas la juventud, el proletariado y el pueblo del Brasil, evidenciaron que a las clases parasitarias dominantes no les importa el hambre, la miseria y la opresión del pueblo, ya que siendo responsables de estos males, los agudizan despilfarrando el dinero público para construir instalaciones y celebrar eventos como este, mientras el pueblo languidece, por lo cual su realización fue ampliamente repudiada por la población

Actualmente Brasil sufre una terrible militarización en sus campos y favelas, se desarrolla una abierta guerra contra el pueblo que ha dejado decenas de luchadores asesinados, presos y perseguidos; paralelamente en el Brasil avanza la organización democrática y revolucionaria de las masas; las banderas de la Revolución Agraria y Antiimperialista agitan en campos y ciudades clamando Revolución de Nueva Democracia y Socialismo.

¡En apoyo a los 23!
¡Luchar no es un crimen!
¡Libertad y absolución al camarada Igor Mendes!

Brigadas Juveniles del Pueblo
¡El futuro nos pertenece, el mundo nos pertenece! 
 

viernes, 17 de agosto de 2018

Comunicado desde Oaxaca en apoyo a los 23 jóvenes sentenciados en Brasil

Argentina: Letras al Porvenir


15 NUEVAS POESÍAS
SOCIALISTAS Y COMUNISTAS ARGENTINAS
........................................................................................
"Los traidores peronistas"
La burocracia de algunos gremios
ha traicionado a los trabajadores,
rindiéndose a intereses antiobreros
que atacan al que sufre hambre y dolor,
pobreza y desocupación brutal.
Eso no puede ser tolerado
en nuestras filas de trabajo honesto.
La unión de los trabajadores crece
a medida que nos tratan de tumbar.
La pulseada de la historia
está del lado de los trabajadores,
está abrazada al triunfo de los pueblos.
Rómulo Díaz Berterreche
..........................................................
El traidor León Trotsky
El converso menchevique
que resultó ser León Trotsky
tan cruelmente oportunista
engañando y escalando
se hizo bolchevique al paso
en que el gran Lenin avanzaba.
Trotsky usó a los Guardias Rojos
mientras aceptó la farsa
de acordar con las tropas alemanas
para masacrar a obreros
y atacar a campesinos
en Ucrania y en Finlandia,
en Polonia y Belarús.
Y, cual si esto fuese poco,
la masacre de Króndstadt,
contra sóviets disidentes,
contra obreros, campesinos y marinos,
contra anarquistas y socialistas
selló su ruin destino traicionero:
pues muere traicionado
quien siempre se acostumbra a traicionar.
Julio Omar Rebecchi
.......................................................................

lunes, 13 de agosto de 2018

En Italia, los trabajadores de la cosecha están protestando en los últimos días.

La mayoría de los trabajadores de África tienen que trabajar en condiciones de esclavitud. El pago es muy bajo (3 € por hora) y también los trabajadores están muriendo por inhalar demasiadas toxinas o por agotamiento.

Y ahora, después de muchos años de explotación, el gobierno italiano pretende luchar "contra" esta explotación. Como si el gobierno italiano no lo supiera. Dentro del sistema de explotación imperialista / capitalista, las masas más profundas y más amplias siempre han sido explotadas y explotadas en condiciones peores. ¡Ahora que los trabajadores de la cosecha luchan con razón en este sistema de explotación, la burguesía italiana finge no saber nada al respecto!

¡La lucha de los trabajadores de la cosecha en Italia está justificada!

¡Es su derecho a rebelarse!

¿Paz o violencia? y El Hombre y el Arma

Vo Nguyen Giap fue un comunista vietnamita y General del Ejercito Popular de Vietnam. Un brillante militar y un estratega que derrotó  en grandes batallas como Lạng Sơn (1950); Hòa Bình (1951–1952); Điện Biên Phủ (1954); la Ofensiva del Tết (1968); la Ofensiva de Pascua (1972) y la Campaña final de Hồ Chí Minh (1975) a dos países imperialistas como lo fueron Francia y Estados Unidos. Los dos artículos contiene plena vigencia, ya que coloca la violencia revolucionaria en su justo lugar frente a la visión y táctica de los revisionistas que pregonan la conciliación de clases. En el arma y el hombre Giap hace trizas los argumentos de los revisionistas socialimperialistas rusos sobre la hegemonía del enemigo a través de las armas.
En un momento en el que las guerrillas en Colombia entregan las armas a los centenarios enemigos del pueblo, en donde firmaron los "acuerdos de paz" que legitimaron el despojo violento de las tierras de los campesinos a sangre y fuego, y su posterior ingreso en el podrido establo parlamentario y su ingenua confianza en él, desde el proletariado revolucionario les decimos que su lucha desvirtuada a inicios de los 80ta por la participación en la presente guerra por la renta extraordinaria de la tierra y el negocio de los psicotropicos, distinta a la justa lucha guerrillera de los 60 y 70, no representa los intereses del pueblo colombiano, y para las personas despistadas que albergan ilusiones por ese camino, les compartimos los dos siguientes artículos.

¿Paz o violencia?

La violencia: partera del nuevo sistema social

Desde el momento en que la sociedad fue dividida en clases, las clases dominantes establecieron su máquina de Estado para oprimir y explotar a las clases dominadas por ellas. El Estado es el instrumento de la violencia empleado por las clases dominantes para aplastar toda resistencia que pueda surgir en las clases dominadas. Los dominadores emplean tropas, policías, espías, tribunales de Justicia y prisiones contra los dominados. Las clases explotadoras en el Poder emplean siempre, por una parte, la violencia para reprimir a las clases explotadas. Por otra parte, emplean a sus “teóricos” para esparcir el pacifismo y la teoría de la “no violencia” tratando de que los explotados se resignen a su destino sin recurrir a la violencia para resistir a las clases explotadoras en el Poder.
Sin embargo, los que constantemente recurren a la violencia para la represión del pueblo trabajador, son los que claman contra el uso de la violencia. La violencia a la que se oponen y atacan es la que los oprimidos y explotados por ellos emplean para resistirlos, en tanto que la violencia que ellos emplean frecuentemente para reprimir al pueblo trabajador la proclaman como un favor que conceden a este último.

Los que han tragado el veneno del pacifismo y humanitarismo burgueses se oponen a toda clase de violencia. No hacen ninguna distinción del carácter de clase de los diversos tipos de violencia. Para ellos la violencia empleada por la burguesía con objeto de reprimir al proletariado y la violencia empleada por el proletariado para resistir a la burguesía son una y la misma cosa. Lenin dijo una vez: “Hablar de ‘violencia’ en general, sin distinguir las condiciones que diferencian la violencia reaccionaria de la revolucionaria, es equipararse a un filisteo que reniega de la revolución, o bien, sencillamente, engañarse uno mismo y engañar a los demás con sofismas” [1]
Para los pacifistas, todo tipo de violencia es malo. Frente a la muerte causada por la violencia, lo único que pueden hacer es gemir y lamentarse. No saben nada de la ley del desarrollo social. Sólo ven el lado feo de la violencia y no comprenden que, además de su fealdad, juega un papel revolucionario en la historia. Marx dijo una vez que la violencia “es la partera de toda vieja sociedad que lleva en su seno otra nueva”.

El revisionismo y la violencia

Hoy en día los revisionistas contemporáneos y los oportunistas de derecha del movimiento comunista y del movimiento obrero siguen batiendo la lengua sobre “paz” y “humanitarismo”; no se atreven a mencionar la palabra “violencia”. Para ellos la violencia es tabú. Temen la palabra “violencia” como la sanguijuela a la cal. El hecho es que han negado la teoría marxista-leninista sobre el papel de la violencia en la historia. Hace más de ochenta años, al criticar la filosofía reaccionaria de Dühring, Engels escribió: “Para Herr Dühring la violencia es el mal absoluto; el primer acto de violencia es para él el pecado original. Toda su exposición es una jeremiada sobre la manera en que hasta hoy la historia se ha contaminado así por el pecado original, sobre la infame desnaturalización de todas las leyes naturales y sociales por este poder diabólico: la violencia. Pero, la violencia juega todavía en la historia otro rol: un rol revolucionario; según las palabras de Marx, ella es la partera de toda vieja sociedad que lleva en su seno otra nueva; es el instrumento con ayuda del cual el movimiento social se abre camino y hace añicos las formas fosilizadas y muertas; de esto no hay ni una sola palabra en Herr Dühring” [2]

Los comunistas no son tolstoístas o discípulos de Gandhi que predican la “no violencia”. Tampoco difunden la idea de la “violencia por la violencia”. No son “belicosos” y “sedientos de sangre” como siempre dicen los reaccionarios para calumniarlos. Simplemente muestran los comunistas un hecho, es decir, la violencia es un fenómeno social, un resultado de la explotación del hombre por el hombre y un medio empleado por los bloques dominantes y explotadores para mantener y extender su dominación. Los comunistas sostienen que la clase obrera y el resto del pueblo trabajador –víctimas de la explotación y dominación– deben recurrir a la violencia revolucionaria para aplastar a la violencia contrarrevolucionaria, de modo que puedan lograr su propia emancipación y que la sociedad pueda avanzar de acuerdo con la ley del desarrollo histórico. Hace más de cien años Marx y Engels establecieron claramente en el Manifiesto Comunista: “El proletariado, derrocando por la violencia a la burguesía, implanta su dominación” [3].

También dijeron: “Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente” [4].

Los comunistas plantean el rol histórico que juega la violencia no porque sean “maníacos” de la violencia sino porque es una ley que rige el desarrollo social de la humanidad. No puede triunfar ninguna revolución y ningún desarrollo de la sociedad humana es posible sin entender esta ley.

La dictadura del proletariado

La causa revolucionaria del proletariado no significa una simple barajada del personal gubernamental o un simple cambio de gabinete mientras sigue intacto el viejo orden político y económico. La revolución proletaria no debe conservar la máquina del Estado (policía, gendarmes, fuerzas armadas y estructura burocrática existentes), empleada principalmente para oprimir al pueblo sino que debe aplastarla y reemplazarla por una absolutamente nueva. Esta es una de las condiciones que marcan la diferencia entre la revolución proletaria y la revolución burguesa. La revolución burguesa no aplasta la máquina del Estado feudal existente, sino que se apodera de ella, la mantiene y la perfecciona. Por el contrario, la revolución proletaria aplasta la máquina estatal existente del sistema capitalista.
La revolución proletaria es un proceso de aguda lucha en la cual la burguesía es derribada, el orden burgués es destruido, las propiedades de los capitalistas y terratenientes son confiscadas y se realiza la propiedad pública de los diversos principales medios de producción. La clase obrera no se apodera simplemente de la máquina estatal existente ni transfiere la máquina estatal militarista burocrática de las manos de la burguesía a las suyas. Debe aplastar la máquina estatal burguesa y establecer una nueva máquina estatal propia, es decir, la dictadura del proletariado. Aplastar la máquina estatal existente es “la condición preliminar de toda revolución popular verdadera”. En una carta a L. Kugelman en 1871, Marx consideraba que tal acción era esencial para todos los países de Europa continental, y que en los años de 1870 a 1880, en los países fuera del continente europeo, tales como Inglaterra y los EEUU, era posible que la clase obrera se apoderara del poder estatal por medios pacíficos, porque en ese tiempo el capitalismo no había crecido hasta transformarse en el capitalismo monopolista y todavía no se habían desarrollado en Inglaterra y EEUU el militarismo y la burocracia. Este era el estado de cosas antes de que surgiera el imperialismo. Pero al comenzar el siglo XX, cuando el capitalismo prevalecía en todos los países y se desarrollaba hasta alcanzar su etapa superior, es decir, el imperialismo, y cuando el militarismo y la burocracia comenzaron a aparecer en Inglaterra y los EEUU, la posibilidad de apoderarse del poder estatal por medios pacíficos no existía ya en esos dos países. En 1917 Lenin escribió en El Estado y la Revolución que esta tesis de Marx con su limitada aplicación al continente ya no podía aplicarse y que en Inglaterra o EEUU la demolición de la maquinaria estatal existente ya se había convertido en la condición primordial para cualquier revolución popular auténtica. En 1918, en La revolución proletaria y el renegado Kautsky, Lenin consideraba esta cuestión como una ley universal: “La revolución proletaria es imposible sin destruir violentamente la máquina del Estado burgués y sin sustituirla por otra nueva…” [5].
Cuando Lenin criticó la llamada tesis de Kautsky de que “la transición podía ocurrir pacíficamente, es decir, de una manera democrática”, señaló claramente que este era un intento de ocultar a los lectores el hecho de que la violencia revolucionaria es el signo fundamental del concepto de la dictadura del proletariado, y que era un fraude encaminado a sustituir la revolución violenta por la revolución pacífica. Dijo: “todos los subterfugios, los sofismas, las viles falsificaciones de que Kautsky se vale, le hacen falta para rehuir la revolución violenta, para ocultar que reniega de ella, que se pasa al lado de la política obrera liberal, es decir, al lado de la burguesía. Ahí está el quid” [6].
Extracto de un artículo de Vo Nguyen Giap publicado en El hombre y el arma, pág. 153 a 158, ediciones La Rosa Blindada, 1968.

EL HOMBRE Y EL ARMA(1)

Según el marxismo-leninismo, el motor del desarrollo de la sociedad humana dividida en clases, es la lucha de clases, y son las masas populares las que siempre hacen la historia. Por lo tanto, al analizar la relación entre el hombre y el arma, nuestro partido afirma que es el hombre el factor decisivo, y critica enérgicamente la teoría burguesa según la cual el arma es lo decisivo. Tratando de salvarse del peligro de su aniquilamiento, el imperialismo lleva a cabo, con todos sus esfuerzos, la propaganda sobre la “omnipotencia de las armas” y en realidad utiliza el arma para dominar al hombre, amenazando y reprimiendo el movimiento revolucionario de los pueblos trabajadores. Para revisar los puntos de vista fundamentales del marxismo-leninismo sobre la lucha de clases, los revisionistas contemporáneos se apoyan sobre el arma nuclear. Consideran que, ante el gran poderío del arma nuclear, los pueblos trabajadores oprimidos y explotados no tienen otro camino que el de sustituir la lucha de clases por la conciliación de clases. Toman la llamada “contradicción entre la humanidad y el arma nuclear” para sustituir la contradicción de clases y no distinguen el amigo del enemigo, las guerras justas de las injustas, los instigadores de guerra de los defensores de la paz.

Los marxistas consideran que el arma nuclear tiene gran potencia, pero que no es mas que un instrumento de la lucha de clases y que no la sustituye. El arma nuclear influye enormemente en la estrategia y táctica militares, pero no cambia la estrategia revolucionaria del proletariado ni le hace confundir acerca de cuáles son sus enemigos y cuáles sus amigos. Las armas nucleares influyen en el desarrollo de las hostilidades y la victoria pero no es el elemento determinante de la victoria y tampoco hacen cambiar la perspectiva de desarrollo de la sociedad. En la guerra el factor decisivo es y será siempre el hombre; las masas populares son y seguirán siendo las forjadoras de la historia. El proletariado y el pueblo trabajador, oprimidos y explotados, han derribado, en la lucha de clases, el yugo dominante de la clase explotadora, han conquistado triunfos consecutivos y continúan venciendo apoyados principalmente en su nivel de conciencia y espíritu organizativo. De haber escuchado las tesis que consideran al arma como factor decisivo y al poseedor de muchas y buenas armas como seguro vencedor sobre el que tiene pocas y malas, el proletariado y los pueblos trabajadores oprimidos se habrían cruzado de brazos y encaminado por un callejón sin salida y no habrían podido construir, partiendo con las manos vacías, la obra que actualmente han realizado. (...)

La guerra es la continuación de la lucha política mediante las armas. Toda guerra tiene carácter de clase. La lucha armada de los pueblos oprimidos y explotados es la lucha contra la clase opresora y explotadora por la conquista de la independencia nacional, la democracia y el derecho a vivir del hombre. Así, en la formación de las fuerzas armadas, a fin de lograr la victoria en la guerra, ¿cómo concebir y resolver el problema del hombre y el arma? Partiendo de la afirmación de que los promotores principales de nuestra revolución son las masas obreras y campesinas bajo la dirección del Partido de la clase obrera, nuestro partido preconizó, desde el día de su fundación y en su programa político: “fundar un ejercito obrero-campesino”. Los hombres de las fuerzas armadas de nuestro partido y pueblo no son más que el obrero, el campesino y el pueblo trabajador. Son los que tienen como Miliciano del Ejército Popular de Liberación. Política y Teoría objetivo de lucha la independencia nacional, la tierra para los que la trabajan y el avance hacia el socialismo. Con tan justa causa por objetivo, con el invencible ideal del marxismo-leninismo, los combatientes y cuadros revolucionarios de las fuerzas armadas del pueblo vietnamita son persistentes y férreos núcleos unidos que ninguna violencia podrá quebrantar; por cruel que sea el enemigo, no lo temen; por más armas modernas que este tenga a su alcance no podrá derrotarlos. La historia de la lucha y el crecimiento durante veinte años de nuestro ejército y su tradición de “resueltos a combatir y a vencer” demuestran elocuentemente que nuestro ejército ha conseguido una poderosa fuerza de lucha porque es un ejército obrero-campesino, formado por elementos destacados del proletariado y campesinado, creados por el pueblo, organizado y dirigidos por el Partido de la clase obrera.

Así, cuando apreciamos el papel del hombre en la lucha armada y en las fuerzas armadas, debemos señalar claramente su carácter de clase, es decir, ver cuál es la clase que lleva a cabo la guerra y la naturaleza de clase de esas fuerzas armadas. Allí reside la diferencia fundamental entre la ciencia militar proletaria y la ciencia militar burguesa. (...) Logrado el punto de vista marxista sobre el papel del hombre vemos, inmediatamente, la perspectiva del ejército y del lado de quién se encuentra la victoria. Esto refleja el carácter invencible de la guerra justa dirigida por el proletariado -y de su ejército- representante del modo de producción más progresista de la historia. Refleja también la derrota inevitable de la guerra injusta llevada a cabo por una clase moribunda y la disgregación inevitable de todos los ejércitos de la clase explotadora. Nuestro Partido enfrentó firmemente el problema clave, vital, cual es la naturaleza proletaria en la formación del ejército. Así nuestro ejército fue probado en el fuego de la lucha y creció rápidamente como el “Apóstol Llong” (2). De hoy en adelante, en cuanto a nuestra observación de la situación del hombre dentro de las fuerzas armadas, debemos mantener firmemente este problema vital.

Cualquiera que sea el ejército, al analizar sus características, vemos que ellas resultan de la coordinación entre dos factores fundamentales, cuyas relaciones son inseparables: el hombre y el arma. Pero el carácter de la relación entre esos dos factores lo decide la naturaleza de clase del ejército y de la guerra que lleva a cabo. En el ejército de la clase explotadora, dedicado a realizar guerras injustas, de acuerdo con la contradicción antagónica existente entre los explotadores, dueños de las armas, y las masas militares pertenecientes a las clases explotadas, obligadas a ser carne de cañón y a luchar como mercenarios, la ley de la coordinación entre el hombre y el arma es opuesta, el arma es la que domina al hombre; también aquí, entre el hombre y el arma, existe una contradicción antagónica, reflejo del antagonismo de clase entre el hombre explotador y el explotado, entre los explotadores dueños de las armas y los que las empuñan como mercenarios. No obstante, cuando el soldado ignorante de sus intereses de clase empuña el arma para combatir y obtiene victorias, cada victoria obtenida es su propia derrota, ya que es un trabajador oprimido y explotado. Los intereses de los trabajadores solamente serán garantizados cuando rechace el uso de las armas para combatir como mercenario, realice la lucha contra la guerra y vuelva el cañón del fusil para disparar a la cabeza de los explotadores, poseedores de las armas.

Ese es el camino de lógico desarrollo de los ejércitos de la clase explotadora, especialmente los del imperialismo, sus títeres y lacayos; porque, de acuerdo a las leyes de la historia, son las masas explotadas las que vencerán a las clases explotadoras; porque, el hombre es quien fabrica el material y lo domina y no se deja nunca dominar por el material. A pesar de que los explotadores realizan todas las maniobras posibles, desde la acción psicológica, el soborno, la demagogia, la corrupción, el libertinaje, hasta el apremio brutal –atan con cadenas las piernas del soldado a las ametralladoras para conseguir en sus tropas la cohesión entre el arma y el hombre- y pese a que logran algunos éxitos momentáneos, su ejercito no podrá escapar de la derrota. Así lo demostró la realidad del Cuerpo expedicionario francés y de las tropas títeres de Bao Dai en la pasada guerra en todo el país, como la actual del ejército yanqui en el sur.

Por el contrario, en el ejército del proletariado, debido a que no existe la contradicción de clase antagónica, y a que los intereses de clase son unánimes –bases de la cohesión política y moral-, la ley de la coordinación entre el hombre y el arma es la del dominio del hombre sobre el arma. En el seno de esta relación entre el hombre y el arma no existe la contradicción antagónica entre el hombre y el arma sino una relación dialéctica de mutua influencia en la cual el hombre juega el papel dirigente. Por eso, solamente aquí se realiza la unidad entre el hombre y el arma de manera completa e integra; el hombre puede desarrollar su moral y todas sus capacidades a fin de desarrollar hasta el máximo el poderío de las armas, de mantenerse firme frente a todas las circunstancias políticas complejas, así como vencer en las mas difíciles fases del combate. Eso hace del ejército proletario un ejército invencible, resuelto a combatir y a vencer.

La cohesión en el ejército proletario entre el hombre y el arma tiene bases de clase, se mueve y desarrolla a través de las actividades conscientes del hombre. Éste realiza su papel decisivo en el combate en un todo unido estrechamente con el arma porque, en la particularidad de la forma de acción armada, el arma es el instrumento fundamental del hombre para convertir la posibilidad de sus fuerzas morales en fuerzas materiales capaces de destruir al enemigo. Por eso, al apreciar al hombre dentro de las fuerzas armadas, después de señalar claramente su naturaleza de clase, debe vérsele en su relación orgánica con el arma y el desarrollo dialéctico de esta relación según el desarrollo de la revolución, de la lucha de clases en cada momento.


Notas:

1. Este artículo fue publicado originalmente en la revista Hoc Tap (Estudio), órgano teórico del Consejo Central del Partido del Trabajo de Vietnam y reunido junto a otros trabajos en volumen por Ediciones en Lenguas Extranjeras, Hanoi, en 1965. Fue editado en Buenos Aires en 1968 por La Rosa Blindada, editorial cuyo director es José Luis Mangieri, y que también publicó “Guerra del pueblo, Ejército del pueblo” del mismo Giap y una “Selección de escritos políticos” y los “Cuadernos de la cárcel” de Ho Chi Minh. De esta edición local tomamos el siguiente extracto. La introducción es un extracto de un artículo del compañero de la JCR, Juan Morel.
2. Según una leyenda vietnamita, el “Apóstol Llong”, a la edad de 3 años, frente a la agresión extranjera, creció vertiginosamente, convirtiéndose en jefe de las tropas de la dinastía de Hung y liberó gloriosamente a su patria.

Libros de Von Gnuyen Giap

Guerra del pueblo, ejercito del pueblo

Armar a las masas revolucionarias, construir el Ejército popular

 

sábado, 11 de agosto de 2018

Filipinas: Las acciones militares del Nuevo Ejercito Popular son legítimas.

Los miembros de la Unidad Geográfica de la Fuerza Auxiliar Ciudadana (CAFGU) golpeados por las acciones militares lanzadas por el Nuevo Ejército Popular-Región del Nordeste Este de Mindanao (NEP-NEMR) en el mes de julio de 2018, fueron objetivos militares legítimos. Los hechos refutan las mentiras difundidas por los portavoces de las Fuerzas Armadas de Filipinas (AFP) que falsamente declararon de que los objetivos del NEP eran civiles.
 
Estos miembros de CAFGU eran activos y rabiosos antipopulares y contrarrevolucionarios. Usaron a los miembros armados de CAFGU para hostigar a la gente, espiarlos y obligar a los civiles sospechosos de ser simpatizantes de NEP a rendirse. Se unieron activamente y actuaron como guías en operaciones militares de las AFP contra el NEP y la gente. Estaban enfrentando cargos criminales que los militares toleraron porque todavía eran útiles.

Estas acciones militares sirven de advertencia a los miembros de CAGFU que se permitieron activamente ser utilizados por la AFP fascista para perseguir a la gente e ir tras el movimiento revolucionario.

Las siguientes fueron las acciones militares:

    12 de julio de 2018, un grupo de NEP-Front 30 castigó a Elpedio "Bobong" Salahay Elizalde Jr. en Sitio Lianggabon, Brgy. Kalatngan, San Miguel, Surigao del Sur. Bobong era un miembro activo de CAFGU que no se presentó al servicio en el destacamento, pero fue desplegado por la AFP para espiar al movimiento revolucionario y obligó a los residentes de la comunidad a rendirse. Se enfrentó a un caso de extorsión mientras usaba el nombre del NEP;
    El 17 de julio de 2018, un grupo de NEP-Front 21 castigó a su alias Lolong en Brgy. Bitaugan, San Miguel, Surigao del Sur. Era un miembro activo del CAFGU rabioso que no se presentó al servicio en el destacamento sino que se desplegó para espiar al movimiento revolucionario;
    El 23 de julio de 2018, NEP-Front 30 intentó desarmar a cinco (5) miembros de CAFGU en Brgy. Hinapuyan, Carmen, Surigao del Sur, pero cuatro lograron escapar y solo Eusebio "Asot" Meniano, un miembro activo de CAFGU, fue arrestado. Después de una investigación sobre los casos presentados contra él, Asot fue liberado por la tarde a los oficiales de Brgy. Hinapuyan;
    El 26 de julio de 2018 a alrededor de las 2:40 de la tarde, NEP-Front 30 castigó a Ernesto "Nestor" Trinidad, un lumad-Mamanwa, en Purok 8, Brgy. Dungguan, Sibahay, Lanuza, Surigao del Sur. Fue acusado del crimen de asesinato y robo en el Km. 90 en Claver, Surigao del Norte. Era un miembro activo de CAFGU, espió activamente los movimientos del NEP y actuó como guía durante las operaciones militares de la AFP. Forzó a los civiles sospechosos de ser simpatizantes del NEP a rendirse;
    Julio de 2018, un grupo de NEP-Front 19 golpeó a Reymond Besengga mientras estaba de servicio en su destacamento en Brgy. Lindoy, Tago, Surigao del Sur;

Otros miembros de CAFGU fueron asesinados durante las operaciones de combate con la AFP contra el NEP en la región.

Los líderes Lupa de la AFP y del aristócrata están usando estos incidentes para difundir mentiras relacionadas con los homicidios del Lumad que atribuyen maliciosamente al NEP. Están haciendo esto para ocultar sus brutales abusos contra el pueblo Lumad y los agricultores que luchan por sus derechos y están defendiendo tierras ancestrales y agrícolas contra la minería y las plantaciones destructivas. Están tratando de pacificar la condena de las personas que protestan contra la militarización generalizada y el establecimiento de destacamentos. La AFP está ocultando desesperadamente su podredumbre, falta de credibilidad y total aislamiento de la gente.

La AFP está tratando de ahogar al público con sus mentiras y declaraciones arrogantes para crear una imagen que sea limpia y racionalizar el establecimiento de destacamentos en áreas donde se establecerán negocios capitalistas. Ellos engañan a los líderes Lumad aristócratas con acciones de la tierra si pueden convencer a sus compañeros Lumad para que se conviertan en CAFGU / CAA / SCAA o paramilitares que protegerán las minas y las plantaciones. Este aristócrata Lumad se apropiará codiciosamente para sí de la porción de regalías de las minas y plantaciones, lo que solo los beneficiará a ellos mientras su tribu Lumad sufre en la indigencia.

Sabemos que hay muchos Lumad y granjeros que involuntariamente se convirtieron en CAFGU y fueron forzados porque fueron amenazados y engañados por la AFP. Solo los elementos malos, los criminales y aquellos con crímenes contra la gente y el movimiento revolucionario son los voluntarios para ser entrenados (como CAFGU).

Pero incluso si son CAFGU, no se libran de la pobreza grave, ya que están directamente afectados por el sistema social podrido y las leyes antipopulares implementadas por el gobierno reaccionario, como la ley TRAIN. Ellos sufrirán una mayor pobreza, serán oprimidos y explotados por sus cuadros y funcionarios de las AFP. Además, se usan principalmente como cebo durante las operaciones militares.

La crisis de la sociedad filipina empeorará mientras el país permanezca controlado y explotado por los imperialistas Estados Unidos, China, Japón y otros; grandes compradores burgueses y grandes terratenientes. Esta crisis no terminará mientras los funcionarios del gobierno filipino, la AFP y la PNP sigan conspirando con las clases explotadoras y utilicen sus posiciones para enriquecerse en detrimento de la gente.

Solo la revolución democrática popular pondrá fin al sistema de gobierno explotador a través de la guerra popular para liberar al pueblo filipino, incluidas las familias de CAFGU, AFP y PNP de dicha crisis.

Ka Ariel MonteroPortavozComando operacional regional