miércoles, 25 de marzo de 2020

La lucha de clases y el coronavirus

Extraído del blog VictoriaOprimidos:
 
Estas últimas semanas los gobiernos se han apresurado a solicitar la unidad, la unidad de todos en la lucha contra el coronavirus. Detrás de estas proclamas esconden que sus medidas y acciones no se basan plenamente en criterios científicos o técnicos como ellos dicen sino en los intereses económicos de la burguesía. Claramente han priorizado sus negocios antes que la salud.
Compartimos a continuación algunos artículos de los camaradas de Ecuador, Italia, Brasil y Argentina. Especialmente interesantes porque nos explican de que forma los gobiernos burgueses han gestionado el problema de salud, en que situación se haya la sanidad pública, que papel ha jugado la Unión Europea, sobre si se cumplen o no las normativas de seguridad en el lugar de trabajo, el estado de las prisiones,…
Fruto de las políticas de la burguesía la situación es un caos, no es de extrañar que en Italia como informa Proletari Comunisti en uno de sus artículos la atención a discapacitados en domicilio se haya interrumpido, poniendo en riesgo a estas personas. Esto lo refleja el testimonio de una madre italiana cuando dice: “…Si el estado no quiere cuidarnos, dígalo. Danos una sedación profunda, tanto a mí como a mi hijo, dilo, nos iremos con dignidad y sin sufrir tanto…”
Por otra parte el PMLI sabe sintetizar brillantemente como se comportan los gobiernos europeos ante el coronavirus cuando escribe: “…También hemos sido testigos de la subestimación criminal de la situación de la epidemia por parte de gobiernos como los de Francia, Alemania y España, que en diversos grados se han negado a aprovechar los errores italianos, y a pesar de poder adelantarse al momento de la expansión del virus retrasaron hasta el último minuto el cierre de escuelas y actividades públicas para no perder la producción y las cuotas de mercado, exponiendo así a su población a riesgos imperdonables. Sin mencionar el gobierno nacionalista de Boris Johnson que cínicamente afirma dejar la epidemia libre para “vacunar”; al británico más fuerte y afortunado, atendiendo la muerte de cientos de miles de personas más débiles y más desafortunadas…”
Los ecuatorianos hacen énfasis en la hipocresía del gobierno en cuanto afirma que los sanitarios son “héroes” cuando hace tan solo unos meses los reprimía brutalmente. La revista Anovademocracia de Brasil describe como la crisis económica actual tiene raíces muy profundas y anteriores al coronavirus. Los camaradas argentinos destacan las dificultades en el país y la desidia del gobierno en prepararse para el coronavirus.
Ecuador (FDLP-EC)
Italia (Texto en italiano y posteriormente el texto traducido al castellano con google)
Proletari Comunisti
Partito Marxista Leninista Italiano (PMLI)
Brasil (A Nova democracia)
Argentina (Grupo Cultural Letras al porvenir)

La URSS y su lucha contra las epidemias.

Al socialismo en la URSS no solo le correspondió la tarea de dar el primer paso en la emancipación del trabajo de todas las cadenas del capital, resolviendo la contradicción fundamental entre el capital y el trabajo, es decir, de la explotación y opresión de la burguesía contra el proletariado mediante la instauración de un nuevo régimen social con la socialización de los medios de producción, con un Estado de dictadura proletaria, una revolución de donde se desprenden un sinfín de hazañas y proezas admirables inclusive hasta nuestros días; como eI papel de la liberación de la mujer, el desarrollo de las fuerzas productivas, la alfabetización y la lucha contra la ignorancia, el impresionante desarrollo cultural y científico, la derrota del nazi fascismo europeo y asiático, etc., sino que además tuvo el mérito de desplegar una victoriosa lucha por la salubridad pública y la erradicación de epidemias.
Tal es el ejemplo de la erradicación de la viruela, un virus que generó una mortal enfermedad que llevaba miles de años azotando a la especie humana y cobrando muchísimas vidas en cada brote, incluso en algunas momias en el antiguo Egipto hay rastros de dicha enfermedad. La viruela traída por los colonizadores europeos a América fue la principal causa de la casi total desaparición de los aborígenes en muchas partes de este continente, quienes fueron diezmados por la epidemia en el Siglo XVIII después de su conquista. En el Siglo XX, ese mismo virus cobró centenares de millones de vidas, que afectaba especialmente a niños con una tasa de mortalidad del 50%. Y aunque desde el siglo XIX se había descubierto una vacuna, el virus seguía generando muertes pues el capitalismo era Incapaz de destinar los recursos para difundirla ampliamente.
El creador del plan para erradicar la Viruela fue Viktor Zhdanov; viceministro de salud de la URSS, quien en 1958 presentó ante una asamblea de la OMS un detallado plan para erradicar la viruela en 5 años. Aunque ya la dirección del socialismo se había extraviado a manos de los revisionistas tras la muerte de Stalin en 1953, la URSS aún no había entrado en crisis y mantenía la inercia del potente desarrollo que venía desplegándose desde la década del 30. Fue solo gracias a esto que la URSS pudo destinar 23 millones de vacunas para iniciar la campaña que fue aprobada en la asamblea de la OMS, además puso a disposición a un millar de médicos soviéticos. En 1959 se dio inicio al plan y en 1977 se produjo el último brote del virus en Somalia. En 1980 la OMS declaró erradicada la viruela y su paso a los anales de la historia.
Otro importantísimo ejemplo de las grandiosas luchas contra las epidemias fue la librada por una comisión médica que visitó a un pequeño pueblo llamado Kjara, de un país asiático y vecino de la URSS que a inicios de la década de 1940 tuvo un mortal brote con la temible “muerte negra”, llamada así por los pobladores del lugar, pero conocida como peste negra en occidente. Los médicos soviéticos libraron allí una dura lucha, tal historia sirvió como fuente de inspiración para la novela “Esta es tu causa” de Yuri Guerman, en donde se registra cómo la peste fue propagada por la caza irresponsable y desenfrenada de las marmotas cuyas pieles se vendían en el mercado y su precio se comenzó a cotizar hasta en 6 veces su precio normal. Esta caza de marmotas incluso enfermas generó la epidemia, la cual se transmitía por la pulga que parasitaba a estos animales, que a la vez transmitía con su picadura una bacteria mortal, la forma pulmonar de la peste negra era terriblemente letal, con una tasa del 100% de mortalidad. En el país asiático sus habitantes se organizaban en aldeas, cuando la peste invadía una, se izaba una bandera negra en señal de contagio. La lucha de 105 médicos soviéticos allí no solo se libró contra la peste, sino contra el grave crimen de las fuerzas imperiales que ante la epidemia comenzaron a desarrollar cercos y masacres en las aldeas infectadas, a donde llegaban eliminando sistemáticamente a sus pobladores, sin discriminar entre sanos y enfermos.
El gran avance dado por las ciencias, sumado a la creación de universidades y la facilidad de ingreso a las mismas en la URSS y los recursos cuantiosos destinados además a la salubridad pública, ayudaron a que la población contara con un excelentísimo sistema de salud. Por ejemplo, en la década del 30 era obligatorio que cada obrero acudiera por lo menos cada 2 meses al médico, el cual le diagnosticaba una dieta adecuada según su trabajo y un deporte acorde a sus necesidades, con el fin de fomentar una medicina preventiva. La ingeniosidad y versatilidad fueron unas características fundamentales del sistema de salud soviético, que fue puesto a prueba en la segunda guerra mundial, a falta de haber descubierto los antibióticos, usaban bacteriófagos para combatir las infecciones bacterianas ocasionadas por las heridas en la guerra -los bacteriófagos son virus que afectan sólo las bacterias-, de esa forma combatieron en la Segunda Guerra Mundial.
Hoy día no existe el socialismo en ningún país, aunque haya países que se autodenominen como tal, por ejemplo en China, Corea del Norte o Vietnam, que décadas atrás fueron socialistas, hoy sólo existe un capitalismo monopolista de Estado. La actual pandemia de Coronavirus (Covid-19) ha demostrado que tales países han resultado mejor librados que los países capitalistas donde el papel de Estado es menor y al servicio exclusivo de los monopolios privados, aunque si fueran realmente socialistas, hubieran derrotado la epidemia más fácilmente. Mientras que Italia, España y ahora Estados Unidos, países capitalistas donde predominan los sistemas de salud privados, están siendo devastadas por la epidemia, con poca posibilidad de maniobra y con toda la carga para los trabajadores de esos países.
Mirar el pasado y la lucha de la URSS contra las epidemias, hoy en el marco de la cuarentena del Covid-19, llama al proletariado consciente, a la intelectualidad revolucionaria y al pueblo en general a tomar las banderas de la salubridad pública como una forma de defenderse en contra del negocio de la salud y del inminente despido y posterior hambruna y hacinamiento, como una forma no solo de combatir la epidemia sino contra el negocio de la salud, una oportunidad para organizar la revolución proletaria y derrocar este caduco y podrido Estado.

lunes, 23 de marzo de 2020

Breves iniciando semana

Internacional. Motines, revueltas y escaramuzas se viven en prisiones de diversos rincones del mundo ante la pandemia del coronavirus COVID-19. En Colombia se registró un violento motín en la prisión de “La Modelo”, con un saldo de 23 muertos y 83 heridos, en el mismo país en la prisión de Ibagué hubo otro motín. En Atlacholoaya, México también hubo disturbios y fuga de reos, al menos tres presos fueron asesinados por la policía. En Uganda, la prisión distrital de Arua tuvo sus propias jornadas de protesta dentro del penal, aquí se contabilizaron 6 muertos y 23 heridos. En Bengala Occidental, India hubo otro motín en el penal de Kolkata, aquí los prisioneros incendiaron la prisión, se registraron 4 presos muertos y un número indeterminado de heridos. En Brasil, particularmente en la Ciudad de Sao Paulo, en varias cárceles se registran motines, fugas y enfrentamientos con la policía militar. En Italia hubo disturbios en al menos 49 prisiones. Lo mismo ocurre en Francia en al menos 12 cárceles. Bélgica también ha vivido jornadas semejantes en la prisión de Saint-Gilles, en Bruselas.


Austria. Trabajadores de una empresa en Linz-Bindermichl-Keferfeld (Alta Austria) se declararon en huelga demandando mejores condiciones de seguridad e higiene, ante la irresponsabilidad de la patronal y la representación amarilla del “concejo de trabajadores", quienes no han tomado ninguna medida preventiva ante la pandemia del COVID-19. Los obreros han denunciado que todas las medidas asumidas por el gobierno y la patronal son medidas a favor de la burguesía y el capital, pero en contra de los trabajadores, quienes no renunciarán a la huelga como arma de lucha de la clase obrera. En otras empresas del mismo país los trabajadores valoran la posibilidad de hacer estallar más huelgas.

Italia. Se extienden las huelgas proletarias en contra del Coronavirus y las medidas antipopulares del estado, que ha decretado suspensión de actividades públicas, pero obliga al proletariado a ir a trabajar. En Amazon, Fiat-Chrysler, siderurgias, astilleros, textiles y otras muchas empresas y ramas de la producción están yendo al paro atendiendo el llamado de la clase obrera. Ciudades como Piacenza, Apulia, Termoli, Melfi, Cassino y Atessa, Terni, Venecia y Génova ven reproducirse uno tras otro el paro proletario. Es esta la clara respuesta de los trabajadores ante la crisis general del imperialismo y su arma biológica COVID-19; la crisis se ahondará, y la lucha espontánea de las masas tendrá un ascenso importante en todo el mundo.

Irán. La República Islámica ha decretado provisionalmente la libertad de 85 mil prisioneros, incluido un puñado de presos políticos que han cometido atentados terroristas contra la república. La medida ha sido en respuesta a la pandemia del coronavirus, que ha cobrado la vida de 988 personas de un total de 16,169 que han dado como positivo al COVID-19. Este país ha sido uno de los más golpeados por esta pandemia, la cual tiene las características de un arma biológica, muy probablemente gestada en los laboratorios del pentágono yanqui. Recordemos, a inicios de año el imperialismo yanqui asesinó en un ataque en el aeropuerto de Bagdad al General Qasem Soleimani, uno de los más altos mandos del gobierno de Therán.

México. El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) emitió un comunicado decretando la Alerta Roja y el cierre total de los Caracoles y Centros de Resistencia y Rebeldía en territorio zapatista, destacando …”considerando la amenaza real, comprobada científicamente, para la vida humana que representa el contagio del covid-19, también conocido como “coronavirus”. Considerando la frívola irresponsabilidad y la falta de seriedad de los malos gobiernos y de la clase política en su totalidad, que hacen uso de un problema humanitario para atacarse mutuamente, en lugar de tomar las medidas necesarias para enfrentar ese peligro que amenaza la vida sin distinción de nacionalidad, sexo, raza, lengua, creencia religiosa, militancia política, condición social e historia. Considerando la falta de información veraz y oportuna sobre el alcance y gravedad del contagio, así como la ausencia de un plan real para afrontar la amenaza”. Por su parte la Sección XXII del SNTE-CNTE ha emitido comunicados semejantes llamando a sus bases a resguardar la salud del pueblo. Otras formaciones democráticas-revolucionarias como la Corriente del Pueblo Sol Rojo, han tomado medidas similares llamando a sus bases a preservar la organización, la vida y la salud del pueblo. En este último caso, se prevén actividades desde las comunidades de base en cuanto a medidas de sanidad, higiene, campañas de información y por supuesto, actividades para el fortalecimiento ideológico-político de cada contingente preparando la respuesta organizada ante la pandemia y la crisis del capitalismo burocrático que se ha de profundizar en los próximos meses. 

En memoria del camarada Javier López Martínez

Fue el 19 de marzo de 2018 cuando el corazón de Javier López Martínez se detuvo; una falla respiratoria cegó la vida de nuestro entrañable camarada “Comandante Rojo”.

El camarada Rojo era un hombre combativo, íntegro, dedicado por entero a sus labores dentro de nuestra organización, la cual fue forjada con sus manos de hierro.

Al frente de esta, desafió en más de una ocasión el orden del viejo estado terrateniente-burocrático. Enfrentó y supo rechazar las agresiones de los aparatos represivos del régimen.  Alimentó con victorias significativas las luchas del pueblo, algunas pequeñas, algunas más grandes, todas importantes.

La voz de mando y el temple de nuestro entrañable camarada inundaron calles y plazas, ciudades y campos, montañas y selvas, mares y llanuras. En todas las regiones, en todas las comunidades, su voz era consigna para la acción.

Nuestro comandante puso su vida y sus conocimientos al servicio del pueblo, lo hizo con todo el corazón. En Chicapa de Castro, la pequeña Xhunaxhi fue rescatada por las propias manos de este. Ella no sabía que ante sí estaba uno de los más altos mandos de nuestra organización democrática, haciendo labores de rescate en medio de los fuertes sismos. Ella no sabía que junto a médicos, enfermeras y estudiantes que acudieron como voluntarios portando pañoleras rojas, se encontraba uno de esos hombres forjados de una pasta muy especial. Ante ella, sin decirlo, un comunista, un marxista-leninista-maoísta, le tendía la mano de entre los escombros en un acto de amor profundo por las masas, en silencio, sin reflectores, sin nombramientos especiales.

¿Quién no haría todo por la fama, pero quién lo hará por el silencio?

Los contingentes tras de él ondeaban mares embravecidos de banderas rojas; aún lo hacen evocando su memoria, su vida y su ejemplo.

Camarada Javier López Martínez, Comandante Rojo, ¡Vives en el corazón y la lucha del pueblo!

Comisión Política
Corriente del Pueblo Sol Rojo
19 de marzo de 2020

India: Victoriosa batalla deja 17 muertos entre las fuerzas represivas en Chhattisgarh.

Correovermello-noticias
New Delhi, 23.03.20
 
Fuentes de la prensa india informan de una importante batalla, entre unidades del maoísta Ejército Guerrillero Popular de Liberación y fuerzas represivas de las CRPF, en el distrito de Sukma este pasado sábado.
El enfrentamiendo, comenzó sobre el medio día y se prolongo hasta la noche, al emboscar unidades del EGPL a una columna de un centenar de miembros de la CRPF, en la boscosa zona de Minpa, cerca de las colinas de Korajguda en el área de Chintagufa, distrito de Sukma, Chhattisgarh. 
Las fuerzas represivas informan de la muerte de 17 de sus miembros y de 15 heridos, algunos de gravedad. Así mismo atribuyen al Batallón Nº 1 del EGPL el sangriento ataque, en el que los maoístas capturaron numerosas armas.

sábado, 21 de marzo de 2020

Cuba en tiempos de coronavirus

Por Pascual Serrano

Durante la pandemia del covid-19 hemos mirado a las grandes potencias o países más afectados para informarnos y conocer sus medidas, pero quizás podemos encontrar algún ejemplo interesante en otros países. Y uno de los países que siempre han dado buenos ejemplos a contracorriente de la línea dominante ha sido Cuba. ¿Qué está sucediendo? ¿Qué medidas han tomado? ¿Cómo está reaccionado su sanidad y sus autoridades?
En Cuba los primeros casos de la enfermedad se diagnosticaron el 11 de marzo. Un día antes se identificaron cuatro turistas italianos con sintomatología respiratoria que se encontraban hospedados en un hostal en la ciudad de Trinidad de la provincia Sancti Spíritus y que habían llegado al aeropuerto de La Habana el 9 de marzo. Fueron ingresados y aislados inmediatamente en el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK). Se les hicieron los pruebas y en 24 horas se tuvo el diagnóstico de coronavirus.
Las autoridades cubanas pusieron en aislamiento hospitalario a las siete personas que se relacionaron directamente con los extranjeros, el conductor del automóvil, la turoperadora y las cinco personas del hostal donde se hospedaron.
Ya desde el 2 de marzo, el Plan de Prevención y Control del nuevo coronavirus incluyó la regulación y la protección de las fronteras del país con medidas de control sanitario internacional en todos los puntos de entrada para contener la llegada de viajeros enfermos de coronavirus, además de asegurar el estricto cumplimiento de las medidas de vigilancia y control sobre quienes llegaran procedentes de áreas con transmisión.
Posteriormente, el 6 de marzo, Cuba actualizó este Plan para la Prevención y Control, incluyendo la "observación epidemiológica" de los viajeros procedentes de países donde ya hubiera contagios, contemplando medidas específicas como la toma de temperatura o el aislamiento en caso de que sea necesario. El plan incluía la necesidad de que las personas que llegaran con algún síntoma se presentaran en un centro asistencial y siguieran unas medidas de control durante 14 días. Igualmente, se difundieron entre la población las medidas de prevención y contagio, así como la información tranquilizadora de que el país disponía de los reactivos necesarios para la prueba diagnóstica y los medicamentos necesarios para tratar la enfermedad.
También se estableció que los hospitales militares cubanos serían utilizados como centros de aislamiento para pacientes enfermos con el covid-19. El 12 de marzo, tras la alarma por el resultado de los diagnósticos de los turistas italianos, se hace público que, tras la incorporación de los hospitales militares, están disponibles en una primera etapa más de 3.100 camas en todo el país para la atención a esta enfermedad, incluidas cien de cuidados intensivos, y que han sido definidos los centros y hospitales en cada territorio para el aislamiento y tratamiento de casos sospechosos o confirmados. En los servicios de urgencia se habilita una consulta especializada para los cuadros respiratorios y se establece una especial atención a las residencias de ancianos y otros grupos vulnerables.
El pasado 18 de marzo se contabilizó el enfermo número once de covi-19 en Cuba, se trata de un ciudadano canadiense, de 57 años de edad, que llegó el 14 a la ciudad de Holguín. De los 10 anteriormente confirmados, uno falleció esa madrugada y el resto presentan una evolución clínica estable, según las autoridades. Cuba mantiene ingresados para vigilancia epidemiológica a 356 pacientes, de los cuales 101 son extranjeros y 255 cubanos. Por su parte, el sistema de atención primaria de salud tiene en vigilancia a 26.415 personas.
A pesar de que la pandemia no ha llegado a la isla como para afectar gravemente a la producción económica como sucede en países como España e Italia, el gobierno cubano, acostumbrado a las catástrofes naturales, ha recordado que su legislación de 2014 establece que, ante situaciones de desastres de origen natural, tecnológico o sanitario que impida la realización de sus empleos, los trabajadores reciben su salario íntegro durante un mes y el 60% durante resto del tiempo que se alargue la suspensión de su actividad laboral.
El gobierno cubano también ha aprobado un gasto extraordinario para material fungible y de protección y equipos de terapia intensiva. Y, lo más novedoso, se activa un grupo de expertos en centros de investigación cubanos, que trabajan en cómo aportar, a Cuba y a los países infectados, nuevos productos para tratar la enfermedad covid-19.

El antiviral cubano

Ya en China, los enfermos de coronavirus están siendo tratados por el antiviral cubano Interferón alfa 2B recombinante (IFNrec). Este fármaco se está produciendo, desde el pasado 25 enero, en la planta chino-cubana ChangHeber de la provincia china de Jilin, y es uno de los productos estrella de la biotecnología cubana que también se usa contra infecciones virales provocadas por el VIH, el virus del papiloma humano y las hepatitis tipos B y C. Además, se ha comprobado su efectividad en terapias contra varios tipos de cáncer. El interferón Alfa es uno de los medicamentos recomendados para el tratamiento del covid-19 en la guía publicada el 6 de febrero de 2020 por médicos chinos de Wuhan, donde se originó la pandemia en diciembre de 2019. Este medicamento es uno de los productos desarrollados por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de Cuba (CIGB), creado en la isla en 1986.
Ante los buenos resultados en China, el interferón cubano se comenzó a incluir en el tratamiento de un enfermo de coronavirus en Sevilla, el primer caso de España. En el hospital Virgen del Rocío, con la autorización del Ministerio de Sanidad, se empezó a aplicar de forma experimental a un paciente Covi-19 un tratamiento combinado de inhibidores de la proteasa (lopinavir/ritonavir) junto con interferón. "Es decir, una combinación que estimula o refuerza las defensas, el sistema inmune", explican fuentes sanitarias.
La combinación de lopinavir y ritonavir inhibe y bloquea al virus del VIH y, se espera, actúe de forma similar con el coronavirus. El interferón beta, el otro fármaco utilizado en China y en Sevilla investigado en Cuba, tiene un mecanismo de actuación distinto. Es una de las llamadas proteínas señalizadoras que de forma natural producen las células del ser humano cuando son infectadas por un virus. Su objetivo es alertar a las demás células, que desarrollan así una mayor resistencia a la infección.
Las autoridades sanitarias anunciaron que, cuatro días después, el paciente de Sevilla con este tratamiento dio su primer negativo a esta enfermedad. Aunque la noticia es esperanzadora, se necesitan más casos para considerarlo un éxito clínico, si bien las autoridades cubanas señalan que el medicamento ha colaborado en la curación de más de 1.500 pacientes.
Los científicos insisten en que no se está hablando de una vacuna, sino de un tratamiento paliativo que, en la medida en que ya se ha utilizado para otros casos de infecciones víricas, desde hepatitis a VIH, ya ha superado muchas de las pruebas preliminares y puede comenzar a utilizarse en los enfermos. Previsiblemente, el medicamento cubano también llegará a México donde los científicos de ese país han tenido encuentros con los cubanos para estudiar el trabajo conjunto.
Por su parte, las organizaciones italianas de solidaridad con Cuba han pedido al ministro italiano de Salud, Roberto Speranza, solicitar la colaboración del gobierno cubano en el enfrentamiento a la epidemia del coronavirus covid-19.

El caso del crucero británico

Cuba también ha protagonizado, el pasado 18 de marzo, un gesto de solidaridad internacional que merece reseñarse. El crucero británico MS Braemar, con cinco casos de coronavirus, pudo atracar ese día en la isla, tras la autorización de las autoridades, para recibir y atender a los pasajeros hasta su posterior traslado al Reino Unido.
El barco, con más de 600 pasajeros, llevaba 10 días de odisea en el Caribe, sin ser aceptado en ningún puerto. Cuba organizó la compleja operación de desembarco y retorno al Reino Unido de cerca de 682 pasajeros, 668 de ellos de ese país y el resto de una docena de países europeos y de otras nacionalidades. La mayoría de ellos son ancianos, quienes permanecían desde hace una semana en el crucero británico MS Braemar sin ser admitidos en varios puertos del Caribe tras detectarse los cinco casos de coronavirus. Por razones humanitarias y a petición de Londres, el Gobierno cubano aceptó recibirlos y coordinar su retorno en cuatro aviones de British Airways fletados por el Gobierno británico.
Estos solidarios comportamientos en Cuba contrastan con otros, como la decisión de la alcaldesa de la ciudad ecuatoriana de Guayaquil, del Partido Social Cristiano, que ordenó que varios vehículos municipales entrasen sin autorización al aeropuerto de la segunda ciudad de Ecuador e invadiesen la pista de vuelo. El objetivo era impedir que no aterrizaran dos aviones procedentes de Madrid y de Amsterdam, que solo llevaban a la tripulación, con el objetivo de recoger a ciudadanos europeos y los trasladasen de vuelta a la UE. Mientras, los banqueros de Wall Street están presionando a las principales empresas de salud para que aumenten los precios por la crisis del coronavirus.
Regulación de entradas, medidas económicas y fiscales: todas las medidas del gobierno cubano en la Mesa Redonda

Fuente: https://info.nodo50.org/Cuba-en-tiempos-de-coronavirus.html

Coronavirus: La acción de la burguesía y la acción del proletariado

Consideraciones y evaluaciones de un discurso en la reunión nacional del 12 de marzo de 2020
Proletari Comunisti, órgano del PCmI, 19 de marzo 2020

Traducción de Revolución obrera

Sobre las causas reales del coronavirus, el resultado del sistema capitalista de producción / reproducción-circulación, en la etapa del imperialismo, de las condiciones sociales y de clase de los proletarios y las masas, hemos publicado y seguiremos publicando todas las contribuciones científicas útiles, “parte” (de las masas) y uso de la concepción materialista-dialéctica. Necesitamos entender más sin depender de las noticias burguesas. Somos marxistas No somos espectadores de lo que la prensa diaria y la televisión ofrecen.
También hay una solución burguesa y proletaria en el tema del coronavirus. Uno impuesto por la dictadura burguesa, otro que debería ser impuesto por la dictadura del proletariado. Ambas son dictaduras, pero totalmente diferentes, en general como en esta emergencia. Para dar un ejemplo, la burguesía ahora quiere imponer el ejército en todo el país, refuerza las medidas puramente represivas, pero nada o muy poco hace frente a una intervención extraordinaria y masiva para construir hospitales, contratar a miles y miles de médicos y personal de salud, solicitar cada instalación de salud privada, implementar una concentración / destino de todos los fondos para las necesidades de esta emergencia (en primer lugar, trasladarlos de los gastos militares), imponer la producción de emergencia en el servicio de salud, implementar atención domiciliaria diaria, imponer la máxima seguridad en fábricas y lugares de trabajo, con medidas que solo conciernen a la protección de la salud de los trabajadores y sus familias, y en ningún caso la salvaguarda de la ganancia de capital, etc.; por lo tanto, no tiene legitimidad decirle a las masas “enciérrense en sus hogares”, reprimirlas o detenerlas. La dictadura del proletariado sería completamente diferente, también podría adoptar algunas medidas similares e incluso con más determinación (por ejemplo, habría evitado las salidas forzadas de Milán el día anterior al penúltimo decreto), pero haría todo lo demás en primer lugar, pero sobre todo, llamaría a las masas a ser protagonistas, organizando las condiciones para que puedan ser activas en las soluciones, y no pasivas, temerosas, esperando “datos”. El estado proletario organizaría a las masas para que ellas decidieran.
Esto ya sucedió en China, pero en el momento de Mao, de la República Popular de China, de la Gran Revolución Cultural Proletaria, haciendo que la burguesía también admitiera que la China de Mao había podido elevar la esperanza de vida de 45 a 68 años, y durante la revolución cultural proletaria que ejercía el poder proletario, envió a los estudiantes al campo de forma masiva, y en gran parte solo eran “médicos descalzos”.
En el estado actual, en los gobiernos de la burguesía, en cambio, las masas, sus cuerpos, comités, asociaciones, verdaderos sindicatos de trabajadores, etc., cuando ocurre un desastre como este, no tienen papel ni poder. En cambio, el Partido, el estado proletario les daría poderes para organizar a las masas y lidiar con sus condiciones. La dictadura del proletariado habría hecho decretos, pero con la participación de las masas a través de sus organizaciones, porque los sindicatos de trabajadores, las asociaciones, las organizaciones de masas, precisamente en situaciones como estas, deben activarse.
No estamos con quienes nos dicen que tenemos que callarnos, detenernos, considerar estas como las únicas soluciones en progreso.
Comenzamos con huelgas, a menudo protestas espontáneas y necesarias en las últimas semanas para cuestionar los decretos y las acciones de los patrones y los gobiernos.
Nuestro primer mensaje que damos a los proletarios y las masas, a los camaradas, es que no cerramos nada, no suspendemos nada. Debemos continuar defendiendo las condiciones de vida de los trabajadores y las masas, en las diferentes condiciones y en las formas en que tenemos éxito. Estamos en contra del cierre de fábricas, donde no es necesario porque es la única medida para salvaguardar la vida de los trabajadores, porque de esta manera los trabajadores, que deberían ser la principal fuerza en oposición a los planes de capital y gobierno y en soluciones alternativas (como en parte ya lo hizo en el cálido otoño sobre la seguridad de los trabajadores) se pone en condiciones de no dañar, dividido e impotente; sino también porque tememos, y alertamos a los trabajadores, que las fábricas no vuelvan a abrir en las mismas condiciones de hoy, sino en las condiciones de los propietarios, dejando a los trabajadores en veremos y aumentando la explotación de aquellos que están en la fábrica.
Estamos por la huelga, y el paro donde no hay máxima seguridad, para aumentar el conflicto.
La situación y la acción de la burguesía nos da la oportunidad de practicar el “trabajo en todas las condiciones” que es un principio básico de nuestra organización.
Al hacerlo, seremos más fuertes y más capaces, ideológicamente, políticamente y organizativamente, más ligados a las masas. Mientras que la burguesía será más débil y totalmente incapaz.

Proletari Comunisti/PCm Italia
19 de marzo de 2020
https://www.revolucionobrera.com/actualidad/italia-coronavirus-la-accion-de-la-burguesia-y-la-accion-del-proletariado/

viernes, 20 de marzo de 2020

La economía mundial se encamina hacia la depresión: el coronavirus oculta la crisis del imperialismo. Un artículo de AND. (traducción Sol Rojo)

Nota de DazibaoRojo:
Compartimos un interesante análisis del Periódico A Nova Democracia (La Nueva Democracia), de Brasil, publicado el 13 de marzo de 2020 en su portal.

La producción industrial y las bolsas de valores del mercado financiero colapsaron a principios de marzo en prácticamente todo el mundo. El desencadenante, como anuncia el monopolio de la prensa mundial, es la expansión del coronavirus. Sin embargo, en realidad es la crisis de sobreproducción de capital relativo.
El coronavirus por sí solo no podría tener un impacto tan grande en la economía mundial. La razón de la interrupción de la reproducción del capital es el capital mismo. El portal Crítica de la Economía, citando periódicos de la reacción en sí, señaló que el coronavirus ahora es menos letal que la gripe. “Los datos internos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) muestran que, en este año de 2020, la gripe popular de la temporada (gripe estacional) ya ha causado muchas más muertes (76,537 muertes) que el nuevo coronavirus (2,812 muertes); es decir, nuestra gripe diaria y familiar ha matado a 2.720% más personas que el misterioso nuevo coronavirus”.
El principal afectado por la pandemia y la sobreproducción es el socialimperialismo chino. Varias regiones del país están en cuarentena y algunas industrias, según las noticias publicadas por los monopolios de la prensa mundial, han cerrado sus actividades por completo. La parálisis de la producción afecta consecuentemente los pedidos de los oficios y el consumo de las familias, causando la caída de los precios y daños a los capitalistas chinos y a los demás. Sin embargo, incluso antes de la epidemia, en el segundo trimestre de 2019, la economía china ya había tenido el ritmo más lento en casi tres décadas. La prueba de que el virus no es la causa de la crisis, solo empeora, y la causa de la crisis es el capital mismo.
Se espera que la producción de teléfonos inteligentes caiga al menos un 12% en el primer trimestre de 2020 en comparación con el mismo período en 2019, según un informe de la firma de análisis Trendforce. Este será el peor resultado de la producción de la sucursal en cinco años durante el primer trimestre.
Otras ramas similares, como la producción de portátiles, monitores, televisores, etc. también deberían sufrir una reducción en la producción en millones de unidades.
El imperialismo genera caos y desorden
Los principales monopolios internacionales ya han emitido advertencias sobre la disminución de la tasa de ganancias.
Apple, por ejemplo, dijo que no alcanzará su objetivo de ingresos para el primer trimestre y atribuyó esto al coronavirus.
Mastercard, United Airlines, Toyota, Danone y otros monopolios han emitido advertencias similares.
Petrobras, en Brasil, dijo que tendrá dificultades en el primer trimestre debido a la caída en el precio internacional del petróleo, impulsado por la competencia entre Rusia y Arabia Saudita y por la caída en la demanda industrial.
Solo el 12/03, las acciones de Petrobras cayeron un 19,1%
Las industrias instaladas en Brasil, como la fábrica de LG en Tatuapé (SP) y Samsung y Motorola, en Campinas, detuvieron la producción debido a la falta de componentes electrónicos de China, como chips, circuitos integrados y otras partes.
Según la Asociación Brasileña de la Industria Eléctrica y Electrónica (Abinee), la mitad de las empresas informaron que tenían problemas para recibir los insumos y componentes del socialimperialismo chino.
Otros monopolios locales ya están sintiendo la crisis. Gol, por ejemplo, tuvo una caída del 29,3% en sus acciones en Bovespa (B3). Latam, a su vez, redujo la circulación de aviones en un 30% debido a la baja demanda.
El gobierno de Bolsonaro y los generales ya está discutiendo un "paquete de ayuda", con generosa exención de impuestos, mientras ignora el hecho de que las masas populares están sujetas a un gran empeoramiento de sus condiciones de vida.
El precio internacional de otros productos importantes para el capitalismo burocrático brasileño también está en caída libre. La soja, que representa más del 30% de las exportaciones a China, es uno de los bienes con una fuerte caída en los precios, junto con el mineral de hierro (21% de las exportaciones).
Crisis de sobreproducción
La aparición del coronavirus es solo un hecho que agrava la economía. Sin embargo, detrás de este hecho ya existe una relativa sobreproducción de capital latente.
La crisis de sobreproducción relativa de capital ocurre cuando la producción de capital excede demasiado la capacidad de consumo de la sociedad, definida, en última instancia, por la contradicción entre el carácter social de los producción y apropiación capitalista del producto.
Para tener una idea, el desempleo en los EE. UU. Alcanzó un mínimo histórico: 3.5% de desempleo en octubre de 2019, que era prácticamente equivalente al "pleno empleo". Fue el índice más bajo de los últimos 50 años, impulsado por la disminución de las tasas de interés, lo que impulsa el crédito para la producción. Sin embargo, en octubre, la creación de nuevos empleos en la industria disminuyó por primera vez en seis meses, aunque la producción creció un 1,1% en noviembre. Es un gran aumento en la producción mundial, que crece desproporcionadamente al aumento de la capacidad de consumo global. La crisis de sobreproducción es la consecuencia inevitable. Prueba de ello es que todos los economistas predicen que la economía yanqui se desacelerará a corto plazo, es decir, no encontrará mercados para continuar su expansión.
Mostrando signos de esto ya el 12 de marzo, la Bolsa de Nueva York (Dow Jones) tuvo una fuerte caída del 8,4%.
Esto, sin embargo, no es una tendencia solo en los Estados Unidos. En Japón, específicamente, el PIB cayó un 6,3% en el trimestre octubre-diciembre de 2019. Alemania, una de las economías más poderosas, colapsó su producción industrial en un 7% el año pasado (antes del coronavirus). La caída en la economía real es lo que determina la caída en el mercado de valores.
Como reflejo, el 12 de marzo, importantes intercambios en el mundo (Londres, París y Frankfurt) tuvieron caídas violentas: 10.8%, 12.28% y 12.24%, respectivamente.
B3, en Brasil, llegó a perder 14.4% ese mismo día. En poco más de un mes, comparando el período entre el último máximo histórico y el 12/03, la caída es del 40%, mucho peor que la de la crisis de 2008.
Para los pueblos, la crisis traerá desempleo masivo, gran caída salarial, más horas de trabajo y otros problemas. Esto empujará a grandes masas a la lucha y puede abrir un período de radicalización de la lucha de clases espontánea y consciente.

El PCI maoísta desata la ofensiva de propaganda contra las políticas del gobierno fascista de Modi

In a major shift in their outreach strategy, the Maoists in Chhattisgarh have decided to tap into burning national controversies such as Citizenship Amendment Act (CAA), National Register of Citizens (NRC) and National Population Register (NPR), and treatment of minorities in general, as a new offensive to fight against the State.
Earlier, their approach was designed to appeal to the local population of Bastar with issues that affect tribal lives – ‘Jal, Jungle, Zameen’ (water, forest, land). The issues chiefly centered around alleged atrocities by the local police, “unwelcome” development work, mining companies and road contractors among others.
In an official statement issued recently, the Left-Wing ultras have taken on the Hindutva agenda of the Indian Right and extended support to the minorities. This comes in the backdrop of sustained attack from the right-wing, who have been referring to intellectuals supporting the Left as ‘Urban Naxals’.
In a statement issued on 7 March, the banned CPI (Maoist) made scathing attack on the Bharatiya Janata Party and its ideological fountainhead Rashtriya Swayamsevak Sangh (RSS) for allegedly pursuing ‘Brahminical Hindutva’ ideology in India to oppress and gag the voice of Dalits, Adivasis, minorities, farmers, women and progressive groups. It also attacked policies by the Narendra Modi government at the Centre.
“By using CAA and NRC, the government has prepared a list of 19 lakh Indians and planning to declare them as non-citizens. A large number of poor people in Assam have been deported to detention centres as they failed to provide documents to prove their citizenship. By bringing in triple talaq bill, the Modi government pretended to be a benefactor for Muslim women, which is false,” Sainath, secretary of Darbha Divisional Committee of the CPI (Maoist), Dandakaranya, claimed in the statement.
Why are Maoists targeting national issues?
It is probably an attempt by the Ultra-Left group to broaden their social base — beyond the tribal lands — and get into urban territories, and gain sympathy and tacit support of those who are either critics of the current government or have apparently suffered in some way due to the Centre’s policies formulated under the Modi government.
As Mao Zedong, the founding father of the People’s Republic of China, said, while armed struggle and movement in rural areas would be the first priority, importance should be given to urban struggle. “The final objective of revolution is the capture of the cities, the enemy’s main bases and this objective cannot be achieved without adequate work in cities,” said Mao in Selected Works of Mao Zedong.
Maoist document — The Strategy and Tactics in Indian Revolution — states, “Apart from the working class and the urban poor, we also have to pay special attention to working women, students, youth, teachers and middle class intellectuals in other professions…and also activities of the city movement.”
An official of the Anti-Naxal Operation wing in Chhattisgarh spoke to Firstpost on condition of anonymity. “As Maoists aim at expanding their ideological base beyond Bastar and other forest territories, and also recruit cadre, which has declined over a decade, they are specifically using these burning national issues which have created controversy as a propaganda tool. This is also a way to garner indirect support for their cause (Naxalism) in Indian mainstream and reach out to their target groups.”
Over the years, there has been a considerable decline in Maoist cadre, as getting recruits for ‘Dalams’ (small units of armed Guerrilla force) from tribal areas has become increasingly difficult due to government’s two-pronged action plan — increasing offensive by security forces and development works in Naxal-affected territories. Tribals are also realizing the hollowness of Maoist ideology and violence being perpetuated on them in the name of ‘police informers’. As a result, over a period there has been a rise in Naxals surrendering to the State compared to their recruitment.
‘Anti-Naxal ops by State ‘fake with malafide intention’
The propaganda machinery of CPI (Maoist) is not limited to attacking the BJP and the RSS or Centre’s policies; it has dubbed anti-Naxal offensives of the government as ‘fake with malafide intention’.
A series of offensives launched recently by security forces under ‘Operation Prahar’ to combat Naxalism in the core Maoist strongholds of Bastar has added a new dimension to the face-off between the State and the Naxals in Chhattisgarh. Operation Prahar is an anti-Naxal operation by a joint force comprising CRPF’s CoBRA battalion, Chhattisgarh Police’s Special Task Force (STF) and District Reserve Guards (DRG).
Negating State’s claim on the success of the operation in February, Maoists dubbed it as ‘fake’ and an ‘attempt by the state to suppress the revolutionary people’s movement of the Naxals’.
“Security forces have made false claims about the success of Operation Prahar against us. Through these operations, the government wants to construct a network of roads in Bastar, so that it can give access to corporate houses and contractors to loot iron ore and minerals, and destroy tribal culture. To fructify this objective, the government has been using security forces to kill innocent tribals through fake encounters by branding them as ‘Maoists’,” south sub-zonal bureau, Dandakaranya of CPI (Maoist) claimed in another statement accessed by Firstpost.
Maoists have always opposed road construction, as it gives security forces access to their hideouts lodged deep inside the forest.
The CPI (Maoist) claimed in the statement that its military wing — People’s Liberation Guerrilla Army (PLGA) — killed eight jawans of security forces during the period of operation in Bastar, against one casualty on their part.
“Contrary to their claim, we recovered three bodies of Maoists killed during the operation. We lost two jawans and not eight. It’s part of Maoist propaganda strategy. They attack the credibility of security forces in order to motivate their demoralized cadres. Particularly they do not admit major losses suffered by their PLGA formations, since these cadres are their core strength,” P Sundarraj, inspector general (Bastar Division), Chhattisgarh Police told Firstpost.
What gives teeth to Maoist propaganda?
Failure on the part of the government to reach out to a large section of tribals with schemes meant for the target groups, alleged fake encounters and atrocities by security forces and incidents like Sarkeguda encounter have helped Maoists to strengthen their base and garner support from locals.
One may recall the judicial commission report on Sarkeguda encounter of 2012, in which 17 people including six minors were killed by security forces in Chhattisgarh. None of them were Maoists.
Many experts believe that there continues to be a trust deficit between a large section of the tribal population and the establishment. Despite development in Bastar, there are several grievances amongst villagers, especially in remote areas. They lack access to safe drinking water, medical facilities and basic education, which Naxals take advantage of.
“There is a disconnect between the ongoing development and rehabilitation issues in the tribal belt of Bastar. Under the Forest Rights Act, a large number of tribals are unable to get their land deed (Patta). Tribals living in interior villages fail to get access to medical facilities and safe drinking water even today,” remarked CPM state secretary Sanjay Parate.
Posing as comrades in arms, the Maoist statement has finally asked the ‘exploited and oppressed tribals’ to join hands with the Naxals under the ‘Red flag’, stating that the PLGA is determined to strike hard by attacking the ‘Fascist forces’ (read government and security forces) riding on national issues.

martes, 17 de marzo de 2020

Ante una emergencia de salud pública como la del Coronavirus: Expropiar la sanidad privada y devolverla a manos públicas. Un artículo de Angeles Maestro.

Ángeles Maestro. Red Roja

Algún día sabremos si la irrupción del Coronavirus constituye o no un eslabón de la guerra comercial de EE.UU. contra China, aunque podemos tener la seguridad de que si no lo es, no es por problemas éticos al respecto. A quienes lanzaron las bombas Hiroshima y Nagasaki, perpetraron a lo largo del planeta todo tipo de golpes de Estado, guerras y asesinatos selectivos o provocaron directamente epidemias como la del Dengue Hemorrágico en Cuba no les tiembla el pulso por razones humanitarias cuando se trata de conseguir objetivos político/económicos.
Por otro lado, es evidente que el Coronavirus ha servido de desencadenante de la eclosión de una gran crisis económica que hace tiempo se viene gestando. Lo más grave, y no hace falta ser un lince para verlo venir, es que el virus coronado servirá de chivo expiatorio de los nuevos recortes y privatizaciones, incremento de impuestos indirectos y de beneficios fiscales para el capital y, sobre todo, nuevos rescates de bancos con dinero público.
Sin embargo, hoy quiero centrarme en la situación desesperada en la que se encuentra la sanidad pública madrileña - a la que seguirán otros territorios - como consecuencia de la actual epidemia.
La situación es de desbordamiento total: no hay recursos sanitarios suficientes para atender a tantas personas que los requieren al mismo tiempo. Eso quiere decir que una cantidad importante de pacientes está muriendo, y no lo haría si los recursos fueran suficientes.
Ahora, como en todas las crisis, se ponen de manifiesto situaciones escandalosas que permanecían larvadas o semi-ocultas.
Merece la pena recordar que la suma de los recortes y de la puesta en marcha de los hospitales de financiación pública y gestión, y negocio privado, supusieron para la sanidad pública madrileña el cierre de alrededor 2000 camas y la pérdida de 5.000 trabajadoras y trabajadores sanitarios. La sangría económica que ocasionan estas empresas parásitas - en su mayoría sociedades de capital/riesgo - para una sanidad pública ya enormemente deficitaria en condiciones normales es tal, que se calcula -que cuando venza su contrato se habrán embolsado seis veces la inversión realizada.
Hoy sabemos que este deterioro, planificado desde las Consejerías de Sanidad, de la sanidad pública está aumentando espectacularmente las cifras de negocio de las aseguradoras privadas. Las enormes listas de espera para tratamientos y, mucho más grave, para diagnóstico, que ocasionan miles de muertes perfectamente evitables, son su particular gallina de los huevos de oro. Las cifras son asombrosas. En Madrid el 40% de la población tiene seguro privado, con un gran crecimiento en los últimos años, insisto, engendrado desde la administración sanitaria a su servicio.
Y ante una situación tan dramática como la actual, la sanidad privada tiene la desvergüenza de declarar que no se hará cargo de los casos de Coronavirus de sus asegurados. Las Consejerías y el Ministerio de Sanidad han callado miserablemente, constituyéndose en cómplices directos del crimen cotidiano. Los hospitales de financiación pública y negocio privado, que atienden áreas sanitarias, no han dicho nada hasta ahora, pero es bien sabido que antes del Coronavirus se producía en ellos de forma sistemática una selección de pacientes. A través del call center, propiedad también de una empresa privada, se hacen las derivaciones: no rentables para la pública, rentables para la privada.
Ahora cuando la angustia se extiende, es hora de preguntarse, ¿cuántas personas no hubieran muerto si la ingente cantidad de recursos económicos, de instalaciones y de personal que está al servicio del lucro privado, estuviera planificado y gestionado por una administración sanitaria encargada de responder a las necesidades sociales? ¿Es tolerable que ante una situación tan dramática como la actual se anteponga, en sentido estricto, el negocio privado a la vida de la gente?.
El escarnio de la apropiación privada de los recursos públicos se manifiesta como absolutamente inaceptable cuando las necesidades perentorias del pueblo se estrellan contra los muros del capital.
Hoy ante una incuestionable emergencia de Salud Pública, que no ha hecho más que iniciarse, no cabe otra solución que exigir al Ministerio de Sanidad y a las Consejerías la incautación y expropiación de todos los recursos sanitarios que están en manos privadas, de forma que la administración cumpla con su obligación de planificar y ponerlos en su totalidad al servicio de la población.