sábado, 29 de junio de 2019

Noruega: Nuevamente en defensa de la universalidad de la guerra popular

A través de Tjen Folket Media se publicó, hoy día, otro artículo en inglés por el autor Ard Kinera y como parte de la lucha de dos líneas, a nivel internacional, sobre la universalidad de la guerra popular y la defensa del maoísmo. Ya en su primer artículo dio un gran impulso a las discusiones en el Movimiento Comunista Internacional, sobre el particular; el artículo anterior se tradujo al español y también provocó una respuesta de Sison. De aquí en adelante documentamos el artículo publicado por los compañeros (introducción aparecida con el artículo en Dem Volke Dienen)

Nuevamente en defensa de la universalidad de la guerra popular.

El 5 de junio (2019), el presidente fundador del Partido Comunista de Filipinas, José Maria Sison, presentó un texto sobre la guerra popular en los que el define como países capitalistas industrializados. El día después (el 7 de junio) de que hicimos pública una respuesta a este artículo, Sison respondió.

La respuesta es bastante interesante. Si bien el primer texto debe leerse como una condena de que la guerra popular es universalmente aplicable, su segundo texto es una especie de retractación. Este texto, incluso es menos claro que el primer artículo sobre la cuestión de la guerra popular. Si bien la cuestión se plantea al nivel del título, él no aborda la cuestión claramente en el artículo en sí. No lo dice directamente, pero, sin duda alguna eso es un ataque a la universalidad de la guerra popular. Pues, es imposible leer estos textos como algo más que un ataque a la aplicabilidad universal de la guerra popular prolongada, pero la puerta queda con una pequeña grieta abierta.

Conocemos la extrema flexibilidad de muchos oportunistas. Son capaces de moverse a sí mismos a través de las grietas más estrechas y, por lo tanto, pueden pretender que no hay contradicción entre las declaraciones de Sison y defender la necesidad de la guerra popular en los países imperialistas. Como de costumbre, pretenden que "dos se fusionan en uno" y no quieren más que huir de la lucha de dos líneas.
Sison ataca la universalidad de la guerra popular prolongada

Es necesario cerrar la rendija de la puerta. Si Sison no hace esto por sí mismo, tenemos que hacerlo nosotros mismos. En su primer texto, Sison escribió: "el término 'guerra popular' puede usarse de manera flexible para significar la necesaria revolución armada por parte del pueblo para derrocar al Estado burgués" y "lo que debe ser prolongado es la preparación para la revolución armada" y " la revolución no puede ganar a menos que el sistema capitalista haya sido tan gravemente afectado por la crisis que la clase dominante ya no pueda gobernar de la manera como lo ha hecho hasta ahora, el pueblo está deseoso de un cambio revolucionario y el partido revolucionario del proletariado es lo suficientemente fuerte como para liderar la revolución ". . A pesar de que lo estamos presentando esto de manera más condensada, la línea presentada es bastante clara.

Como Sison no tiene la costumbre de resumir sus pensamientos, nos vemos obligados a hacerlo por él; en su opinión, la guerra popular en los países imperialistas no es más que la revolución armada, y la guerra en sí misma no puede prolongarse, solo los preparativos para ella. Esta es una posición en contra de la estrategia de la guerra popular prolongada, pero él no lo expresa claramente. Si leemos mal, o como dice Sison, "sacamos cada parte de su artículo de su contexto claro", en cualquier momento puede declarar claramente su posición sobre la síntesis de PCP del maoísmo y la comprensión de que la guerra popular es universalmente aplicable. Es imposible leer su artículo como algo más que despectivo de esta doctrina, pero si eso no representa su postura real, él podrá corregir esta (nuestra lectura) en cualquier momento.

Sabemos que esta no es la primera vez que desestima la universalidad de la guerra popular, pero quién sabe, podría haber cambiado de opinión ...
Métodos deshonestos de debate

En su breve "Nota de seguimiento" del 7 de junio, José María Sison escribe una "respuesta" a nuestro texto del 6 de junio. Nuevamente, Sison no nombra a nadie ni responde a nadie directamente. En su lugar, escribe:

"Llevar a cabo una guerra popular prolongada en cualquier país capitalista industrial no es una cuestión de afirmarla dogmáticamente o de poner a cada parte de mi artículo fuera de su contexto claro".

Podríamos afirmar que la cuestión de la guerra popular, o cualquier otra cuestión clave en nuestra ideología, no debe ser un problema de declaraciones agresivas pasivas que no aborden o incluso citen directamente a las que usted llama dogmáticos. En sí mismo, no tiene mayor importancia que Sison responda directamente a nuestro texto, pero en nombre de la honestidad intelectual y, lo que es más importante, revolucionaria, en nombre de la claridad leninista, debería al menos nombrar brevemente al Partido Comunista del Perú. Cite al menos a algunos de sus documentos, o refiérase a cualquiera de los documentos y declaraciones presentados por otros partidos y organizaciones marxistas-leninistas-maoístas.

Él no lo hace, y dice mucho sobre los métodos de Sison.
¿Qué es viejo y qué es nuevo?

Sison escribe:

"Durante muchas décadas, he oído hablar de la idea o la amenaza de librar una guerra popular prolongada en los países imperialistas, pero hasta el día de hoy no he visto a ningún partido maoísta que proclame y en realidad comience en ningún país imperialista". No tengo conocimiento de ningún partido maoísta en un país capitalista industrialmente desarrollado lo suficientemente fuerte como para liderar una revolución armada con la participación de grandes masas proletarias en los sectores industriales y de servicios de la economía. (...) "

Este podría ser un argumento de peso, si no fuera por el hecho de que tampoco puede mostrarnos ningún partido maoísta que no se adhiera a la estrategia de la guerra popular y que sea de tal cantidad y calidad. Incluso si expandimos el período a cien años, no hay ningún ejemplo de una revolución armada dirigida por el Partido Comunista en los países imperialistas y que no se adhieran a la estrategia de la guerra popular. Las únicas luchas de este tipo, dirigidas por los partidos comunistas, han tomado la forma de una guerra de liberación nacional, en esencia la guerra popular.

Sison está cansado de la "conversación" y la "noción" de librar la guerra popular, ya que lo ha escuchado en décadas (nos atrevemos a decir que el Partido Comunista del Perú estableció esto como un principio maoísta en 1980, como el primer, en su momento, el único partido maoísta en el mundo). Pero él parece ser uno de los que nunca están cansados ??de la prolongada acumulación legal de fuerzas, a la espera y por la falta del cataclismo de la crisis económica, política y militar del capitalismo, que hagan que las relaciones estén "listas para la revolución".

La estrategia de acumulación legal prolongada al borde de la crisis y la revolución, es una vieja estrategia. Ha sido, y sigue siendo, la estrategia totalmente dominante de “la izquierda” en Europa. De todos los partidos y organizaciones trotskistas, hoxhaite y brechnevistas en Europa. Incluso de todos, o casi todos, los que se adhieren al "Pensamiento Mao Tse Tung", y de la aparentemente infinita flora y variaciones de los llamados revolucionarios.

El principio maoísta que defiende la guerra popular prolongada, que levanta "la guerra asimétrica" (se refiere a la guerra de guerrillas, nota de traducción) del proletariado y de todas las masas oprimidas desde el nivel táctico hasta el estratégico, que se establece en la teoría de la universalidad de la guerra popular en todos y cada uno de los países del mundo, es solo establecida con la suma y síntesis del maoísmo realizada por el presidente Gonzalo y el Partido Comunista del Perú. Fue solo una parte de la doctrina desde 1980, y especialmente desde que se estableció la Línea Política General del Partido Comunista del Perú en 1988. Por lo tanto, es bastante nuevo. Y para entonces solo había un partido en el mundo, adhiriéndose a esta línea.

Sison ya está cansado de esta "noción", pero no es una especulación sin fundamento, que para él la síntesis establecida por el PCP fue aburrida desde el principio. Hacemos la suposición, y Sison tiene la libertad de corregirnos si esta suposición es errónea, de que nunca vio la universalidad de la guerra popular prolongada como correcta o aplicable, incluso cuando esto era nuevo para él. Los años que pasan no son los más importantes, sino el contenido. Y parece claro que el que rechaza lo nuevo y se aferra a lo viejo, es el mismo Sison.

Sison está pintando un cuadro de la estrategia de la guerra popular como algo antiguo en los países imperialistas, pero sabemos que no es así. Sostener esta estrategia y hacerla parte de la línea general para la revolución es muy nuevo en los países imperialistas. El Movimiento Revolucionario Internacionalista (MRI) lo sancionó en su declaración de 1993, pero no de todo corazón. El revisionista Avakian nunca se adhirió a ella de una manera real, o con el mismo entendimiento que el PCP. Es cierto que el PCP luchó por esta línea desde que la adoptaron por primera vez, pero es una falsedad retratarla como algo antiguo en el movimiento revolucionario del Occidente.
Lo nuevo nace frágil

Entre los partidos del MRI y los marxistas-leninistas que apoyan las guerras populares, y en el PCP en sí, hubo varias líneas contendientes en la década de 1990, y no un claro dominio del maoísmo propiamente dicho. Cuando están surgiendo en los países imperialistas organizaciones y partidos verdaderamente marxista-leninista-maoístas, principalmente maoístas, estas emergen con las características de algo nuevo que ha nacido. En su juventud, tienen todas las características de lo nuevo. Es pequeño, no tiene un largo historial, no tiene toda la masa cuantitativa, que es lo único que impresiona al oportunista, pero tiene algo mucho más importante; se está desarrollando, está creciendo, tiene el futuro en la cabeza, mientras que el revisionismo es lo viejo, está podrido y solo está maduro para el cubo de la basura.

Cuando hablamos del maoísmo y la estrategia de la guerra popular en los países imperialistas, debemos tener en cuenta las palabras del Presidente Gonzalo cuando habla del Nuevo Poder en la línea de construcción del PCP:

"Camaradas, eso nacerá frágil, débil porque será nuevo, pero su destino es desarrollarse a través del cambio, a través de la variación, a través de la fragilidad, como un árbol joven y tierno".

Sison pinta su imagen de la realidad al revés, y confunde la tierna luz del amanecer con las sombras del atardecer. Podría haber estado sentado en la primera fila, escuchando la primera afinación de instrumentos, y ahora cree que el espectáculo ha terminado, antes de que la orquesta haya empezado a tocar el preludio.

Sobre la preparación política de la guerra popular

Posición de Sison:

"No hay guerra popular prolongada de ningún tipo en cualquier país capitalista industrial. (...) No se están haciendo preparativos serios para ello. (...) Tomará por lo menos algunos años para preparar y realizar el inicio de tal revolución armada del pueblo ".

Realmente no podemos abordar la declaración de que no se están haciendo preparativos. Esto podría ser cierto. Puede que no. Pero la declaración de Sisons muestra claramente que si alguien hace estos preparativos, nunca debe decírselo a Sison, ya que se siente obligado a informar a todo el mundo sobre los preparativos y la seriedad de los mismos. Las otras dos afirmaciones en las que estamos de acuerdo, al menos en su mayor parte. Ningún partido comunista maoísta está liderando una guerra popular prolongada en los países imperialistas de hoy, y tal guerra popular tendría que estar preparada para "al menos algunos años".

Sobre el contenido de tales preparativos de guerra, el autor de este texto se referiría a los preparativos hechos por el Partido Comunista del Perú, que en breve se presenta en la Línea Militar del Partido. Nos referiríamos nuevamente al excelente artículo de la redacción de la revista alemana Klassenstandpunkt (Posición de Clase), La guerra popular: El único camino hacia la liberación. También podríamos referirnos a algunos de los textos de Lenin, entre ellos el artículo Guerra de Guerilla  donde escribe:

“En un período de guerra civil, el partido ideal del proletariado es un partido de combate. Esto es absolutamente incontrovertible ". Y: " Toda acción militar en una guerra en cierta medida desorganiza las filas de los combatientes. Pero esto no significa que uno no deba luchar. Significa que uno debe aprender a luchar. Eso es todo."

Este artículo de Lenin tiene claras limitaciones. La ideología del marxismo-leninismo-maoísmo ha avanzado desde 1906. Pero enfatizamos en el punto de que uno debe aprender a luchar. Y en la cita de Mao Tse Tung afirmando que uno debe aprender la guerra librando la guerra.

El Partido Comunista de Brasil (Red Faction) ha escrito un nuevo artículo sobre la militarización de los Partidos Comunistas, y este artículo ha sido traducido y publicado en Dem Volke dienen. También han hecho públicos otros artículos importantes sobre el tema ".

Sabemos que estos textos y fragmentos no son suficientes, pero es un comienzo, y hay mucho más que leer y decir sobre la cuestión, y lo que es más importante; Diremos está más por hacer. Los revolucionarios deben estudiar la totalidad de la Línea Política General del PCP y el cuerpo completo del trabajo del Presidente Gonzalo. Se afirma que la estrategia de la guerra popular está establecida principalmente por Mao Tse Tung, y sus trabajos deben ser estudiados. Y, como ha declarado el PCP, las experiencias de la lucha armada en Europa deben estudiarse, analizarse y sintetizarse. Destacamos especialmente entre ellos la guerra de independencia prolongada que se libró en Irlanda. Esta guerra en su forma moderna se ha librado sin parar durante más de cien años, con sus altibajos, con su flujos y reflujos, con sus victorias y derrotas, pero sin detenerse nunca. Los traidores en el liderazgo del Sinn Fein intentaron una vez más liquidarlo en la década de 1990, ¡pero aún así la guerra continúa! En un país capitalista, industrializado y avanzado, subyugado por uno de los imperialistas más poderosos del mundo.

Sostenemos que la universalidad de la guerra popular se estableció en la guerra popular en el Perú, y que la cuestión en los países imperialistas no es establecer la doctrina, sino aplicarla de manera creadora a las condiciones específicas de los países específicos. La teoría no puede dar saltos más significativos únicamente en el ámbito de la ciencia teórica, sino debe hacerlo en medio de la guerra popular.

Es una forma muy común de debatir, un método con el que nos hemos encontrado a menudo, para exigir que se responda cada cuestión menor, incluso la más remota e hipotética, antes de poder actuar sobre la información que ya tenemos. ¿No hemos encontrado un hilo de cuestiones aparentemente interminable sobre cómo se organizarán todos los aspectos de la vida en la futura sociedad comunista? ¡Como si la burguesía hubiera resuelto todas las cuestiones del capitalismo, antes de liderar la carga en la Bastilla! Sison tiene demandas similares, y también distorsiona toda la problemática. Se plantea como si hubiera algo completamente diferente para librar una guerra en los países imperialistas que en los países oprimidos. Como si la guerra careciera de leyes universales, y eso es, como si un arma funcionara de manera diferente en Europa que en Asia.

Por supuesto, uno tiene que poner énfasis en las condiciones concretas de los países específicos. Hay diferencias cualitativas entre un país como Inglaterra y el país de las Filipinas. Sison también podría haber señalado algunas de estas, ya que son obvias.

Sobre los preparativos prácticos de la guerra popular

Sison escribe:

"Una guerra popular de cualquier duración y escala es posible en el país capitalista industrial solo después de un período de preparación de trabajo ideológico, educación política y trabajo de masas, organización del partido y de las masas, acumulación clandestina de armas, entrenamiento político-militar y estilo bolchevique. Penetración de las fuerzas armadas reaccionarias. Tales preparaciones o sugerencias de los mismos no deben ser desdeñadas o envueltas ".

Podríamos afirmar que ninguno ha despreciado o ha rechazado una preparación de este tipo, al menos no nosotros mismos. Aunque no aceptamos ciegamente la "acumulación clandestina de armas" sugerida por Sison. La guerra popular en el Perú y las guerras populares en otros países no han sido precedidas por los mismos, ni tampoco por la "penetración de las fuerzas armadas reaccionarias". La conquista de armas (y medios, nota de traducción) ha sido principalmente parte de la guerra popular en su inicio y desarrollo, y no en su preparación.

Lo mismo se puede decir de la penetración de las fuerzas armadas. Pero también hay que destacar que la situación concreta de las fuerzas armadas rusas durante la Primera Guerra Mundial es completamente diferente de la situación de los ejércitos imperialistas de Europa y América del Norte hoy en día, por lo que la línea de penetración militar no puede aplicarse en un "estilo bolchevique", Al menos no sin un gran ajuste a las condiciones concretas.

Y en esta cuestión, se debe aplicar la doctrina del PCP, cuando establecen que los organismos generados como principales y la penetración de otras organizaciones como secundarias. La penetración de las fuerzas armadas reaccionarias es secundaria a la generación del Ejército Popular bajo la dirección exclusiva del Partido Comunista Militarizado.

La importancia de combatir la confusión y entender la guerra como la "política con derramamiento de sangre"

La cuestión de los preparativos antes de la guerra popular, y la primera etapa de la misma, se confunden fácilmente, con o sin mala voluntad. Si se niega, o simplemente no se tiene en cuenta, la duración prolongada de la guerra popular, se puede "posponer" a un futuro lejano donde todas las condiciones objetivas estén "maduras". Si uno no entiende el derramamiento de sangre de la guerra, si no está claro en el aspecto militar, podría negar la guerra por preparativos prolongados sin ninguna posibilidad real de librar la guerra. Uno podría incluso, como hemos experimentado en Noruega, y quizás también en Italia, desarrollar una línea oportunista correcta que describa los prolongados preparativos como parte de la guerra popular. Es similar a las experiencias en varios países europeos, donde los seguidores del pensamiento de Mao Tse Tung o incluso del maoísmo, han puesto las actividades políticas en el vocabulario de la guerra. En sí mismo no es un error, pero se convierte en un error enorme si esto niega el derramamiento de sangre y confunde el concepto mismo de guerra simplemente con la política.

Partes de la guerra de guerrillas podrían aplicarse en todos los ámbitos de la política. Podríamos encontrar similitudes con esto, cuando el trabajo eterno de Sun Zus "Art of War" se reescriba y se adopte para el uso de corredores de bolsa y empresarios. Esto también es cierto para la estrategia militar proletaria. Muchas de las leyes y conceptos de esto podrían aplicarse también en la estrategia política. Pero debemos enfatizar la tesis de Clausewitz de que la guerra es la continuación de la política por otros medios, y la verdad de Mao Tse Tung de que la política es guerra sin derramamiento de sangre, mientras que la guerra es política con derramamiento de sangre. El trabajo político, parte de la preparación para la guerra popular, no es guerra, es simplemente política.

La estrategia de la universalidad de la guerra popular no es una cuestión de simplemente cambiar las definiciones y las palabras, mientras que uno continúa la vieja práctica de la acumulación legal de fuerzas prolongada. La cuestión de la guerra popular es una cuestión de aceptar que en todos los países, la revolución tomará la forma de una guerra popular prolongada, desarrollada a partir de su comienzo limitado, sin desarrollar y sin avances, pero que aún se desarrolló como la guerra propiamente dicha, y no simplemente como el sin fin " Preparación ”a través del trabajo político legal, principalmente, como hemos visto en la práctica, a través de elecciones, sindicatos y trabajo de ONG.

En los preparativos para la guerra popular, todo debe ser para iniciar la guerra popular. Conocemos la práctica de los partidos y organizaciones con la misma posición que Sison. Sabemos que hablar de revolución armada es mera conversación. Sabemos que ni siquiera estudian la teoría militar. Sabemos que solo juegan el servicio de labios a la revolución. Sabemos que esto es cierto, aunque muchos de ellos no tienen mala voluntad ni una agenda siniestra, solo están "atrapados" en el marco ideológico del revisionismo y, especialmente, del dogmato-revisionismo. Podrían hablar y hablarla, pero no caminan el sendero. Sison se hace cargo de ser un juez grosero, cuando afirma que las "nociones" se han sostenido durante décadas sin siquiera preparativos serios, pero lo que realmente merece un juicio grosero es el historial de los acumuladores. No se adhieren al maoísmo como se definió por primera vez, no tienen una respuesta real sobre cómo hacer la revolución, solo pueden recurrir a la práctica centenaria de prolongada lucha legal en los confines del parlamentarismo y del trade-unionismo.

Además, ninguna guerra de masas puede librarse propaganda, o sin una escuela ideológica y política. La cuestión de la línea es la más importante y, en segundo lugar, la cuestión de una organización sólida para llevar la línea a la vida práctica, y clave en esta cuestión son los cuadros. La cuestión de la propaganda es esencial para crear una opinión popular y también para atraer a más personas a las organizaciones, pero esto no solo puede ser propaganda contra el imperialismo y el capitalismo, sino que también debe ser propaganda para la guerra popular. Esto no se puede hacer si los propios revolucionarios confunden la cuestión dejando constantemente la puerta medio abierta por cada posibilidad imaginaria o posponiendo siempre la cuestión de la guerra, que es la revolución.
Sison aboga por el derechismo oportunista etapista contrario al Manifiesto Comunista

Sison escribe:

“Es solo un oportunista de“ izquierda ”, un maoísta falso o incluso un agente provocador que desprecia la admonición del Manifiesto Comunista de ganar la batalla por la democracia contra la dictadura de la clase burguesa y quien clama por proclamar y comenzar una guerra popular en un país capitalista industrial sin los preparativos necesarios de las fuerzas subjetivas y las condiciones objetivas favorables que he mencionado ".

Uno podría decir "el gato está fuera de la bolsa". Sison dobla y difama a otros con "falso maoísta" e incluso con "agente provocador", sin ninguna base para tal afirmación. Una vez más, su redacción es siniestra. Habla de "tergiversación" en su primer párrafo, pero claramente todos los que han leído nuestro artículo anterior no han visto ninguna afirmación de que la guerra popular deba comenzar "sin los preparativos necesarios" (!). Sus afirmaciones en otro sentido por el Manifiesto Comunista también son completamente siniestras.

Sison escribió en su primer texto:

"Incluso si la base material para el socialismo existe en el capitalismo, el proletariado debe primero derrotar al fascismo, ganando así la batalla por la democracia, antes de que el socialismo pueda triunfar".

En el contexto, esto solo se puede leer como Sison abogando por una forma de escenificación. La tesis es, y lo sabemos muy bien por muchos oportunistas, pero también por muchos honestos revolucionarios, que para prevenir la revolución, la burguesía aplicará el fascismo y luego la primera etapa de la lucha se convertirá en la lucha democrática contra el fascismo, ganando esto antes de entrar en la etapa de la revolución socialista. Pero esto no tiene nada que ver con el Manifiesto Comunista, donde Marx y Engels escriben:

"Hemos visto anteriormente, que el primer paso en la revolución de la clase obrera es elevar al proletariado a la posición de clase dominante para ganar la batalla de la democracia".

Marx y Engels afirman así la necesidad de establecer la dictadura del proletariado como condición previa para ganar la "batalla de la democracia". Elevar al proletariado a la condición de clase dominante es establecer el socialismo, y así se está ganando la batalla de la democracia. Al profundizar en esta cuestión, se revela cómo Sision ha caído en el estapismo de un tipo no marxista. Es similar a la estrategia de coalición antimonopolio propuesta por los revisionistas de Moscú y sus satélites en Europa. Esta estrategia se resume simplemente como la primera etapa, siendo la coalición contra el capital monopolista y luchando contra el Poder de sus manos (!), Y luego en la segunda etapa librando una revolución socialista contra el capitalismo. Esta es la línea programática del "Partido Comunista" revisionista de Noruega, y en esencia no es tan diferente de la línea Sison de ganar primero la batalla de la democracia (derrotando al fascismo) y, en segundo lugar, "el socialismo puede triunfar".

Nuestra posición es que el fascismo solo puede ser derrotado en medio de la guerra popular, y ganar la batalla de la democracia y así ganar la batalla del Poder estatal, solo puede hacerse a través de la revolución socialista, es decir, la guerra popular, y no en alguna etapa previa a esto.

Más sobre la necesidad de los partidos comunistas maoístas militarizados y la guerra popular prolongada

Estamos de acuerdo, y todos los revolucionarios lo harían, en que la guerra popular debe ser preparada por el trabajo ideológico, político y organizativo y la capacitación político-militar. Así como estamos de acuerdo en que los revolucionarios deben aplicar las formas de lucha tanto abierta como legal, así como clandestina y no legal, y los métodos para desarrollar la lucha revolucionaria. Pero guiados por el maoísmo, nos adherimos a que la doctrina de la guerra revolucionaria es la forma más alta de lucha de clases y la única forma de tomar el Poder. Esto debe exigir la plena atención de los comunistas a la cuestión militar, a la preparación y el desarrollo de la guerra popular. No se puede tratar, como lo hacen todos los oportunistas de derechos en la realidad, como el último punto de la agenda, el último pensamiento agregado como si estuviera casi olvidado.

Además, exige un Partido Comunista organizado con el único propósito de librar la guerra popular. Es imposible para un partido organizado en total legalidad desarrollar cualquier forma de lucha clandestina y no legal. Proponer que una organización legalista de este tipo adopte formas de lucha no legales es, en realidad, el trabajo de un agente provocador. Sison está lanzando tales palabras contra los maoístas, pero con su política de no nombrar nombres ni referirse a los documentos, puede hablar de "los escollos de" izquierda "y oportunista de la derecha, el maoísta falso o el agente", con el estilo resbaladizo de sin acusar a nadie y tener que probar nada. De nuevo, es una forma de deshonestidad intelectual que expone al propio Sison más que a cualquier otro.

Para ser claro, ser maoísta es adherirse a la universalidad de la guerra popular prolongada. Significa defender y aplicar esta estrategia, principalmente aplicándola. Para aplicar la guerra popular, se deben aplicar las contribuciones universalmente aplicables del Presidente Gonzalo, especialmente el concepto del Partido Comunista Militarizado y la Construcción Concéntrica del Partido, el Ejército y el Frente/ Nuevo Estado. El Partido Comunista es el núcleo y el centro, es la forma más alta de organización de clase proletaria y debe ser militarizado para poder liderar una guerra popular.

El Partido Comunista del Perú escribe en su Línea Militar:

“En el tercer momento del Partido, de 1980 a adelante, el Partido entra a dirigir la guerra popular y en cuanto a línea militar se plasma la "Aplicación y desarrollo del Camino"; este tercer momento tiene cuatro hitos: 1) Definición; 2) Preparación; 3) Inicio; 4) Desarrollo de la guerra de guerrillas ”.

Lo mismo es universal para cada guerra popular. Primero debe definirse, luego prepararse, luego iniciarse, luego desarrollarse. Para definirlo claramente, uno debe librar una lucha de dos líneas contra todo el viejo oportunismo. Como el PCP se refiere a la tesis de Engel en la línea de masas del Partido:

"En un país con un movimiento político y de trabajadores tan antiguo, siempre hay un colosal montón de basura heredada por la tradición que debe limpiarse paso a paso".

La teoría de la acumulación legal prolongada es parte de este colosal montón de basura. Tiene que ser barrido por la escoba del maoísmo. Como todas las tradiciones antiguas, reaparecerá en nuevas formas, incluso tomará la forma de "maoísmo". Esta ha sido una característica del desarrollo de la ideología proletaria en cada paso del camino. El revisionismo fue renombrado como marxismo, y más tarde fue rebautizado como marxismo-leninismo. Y hoy es renombrado como marxismo-leninismo-maoísmo. ¿Por qué debería ser diferente hoy?

No debería, no podría ser de otra manera, tiene que ser así. Así que esto no es nada de que temer o de que sorprenderse. Estamos a favor de la lucha ideológica activa, no la tememos, ya que no tememos al revisionismo. Incluso cuando se intenta introducirlo de contrabando en el movimiento, o cuando los camaradas lo introducen ciegamente porque no han comprendido su contenido revisionista y están hipnotizados por su superficie brillante y pulida.

Finalmente, ninguna de las organizaciones maoístas más nuevas y más jóvenes debe ser arrogante en este asunto, ¿no hemos estado luchando con tales custiones nosotros mismos? La actitud comunista es intrépida en la lucha de dos líneas, pero al mismo tiempo es humilde. Al llegar a nuevas alturas, hay que tener cuidado de no, como decimos, "tirar este último después de nosotros". No debemos condenar o comportarnos con arrogancia contra camaradas, amigos o masas, que están ahora donde estábamos hace poco tiempo mientras creemos que hemos avanzado más.

Como ha citado al Presidente Mao el Partido Comunista de Brasil (Fracción Roja), debemos tener dos manos cuando tratemos estas cuestiones. Por un lado, luchamos contra las líneas incorrectas, por otro lado, deseamos que todos los revolucionarios honestos se unan a nosotros si eliminan los errores anteriores.

El conocimiento debe ser conquistado, la unidad debe ser conquistada, para el recién nacido, se lucha por cada aliento y latido. La vida es lucha, y entonces el movimiento de lucha vive, vibrante, y el movimiento que se aleja de la lucha para promover una unidad sin principios está muriendo y decayendo.

¡Adelante a la unificación del movimiento comunista internacional bajo el maoísmo y la guerra popular!

¡Definir, preparar, iniciar y desarrollar la guerra popular en todos y cada uno de los países!

¡Guerra popular hasta el comunismo!

Por ard kinera
Escrito por cazi
26 de junio de 2019
Fuente Dem Volke Dienen
Traducido por AND

jueves, 27 de junio de 2019

El llamado "plan de paz" del imperialismo yanqui en Oriente Próximo es nueva patraña genocida contra todas las naciones oprimidas de la región

El llamado "plan económico de paz" se presentó el miércoles  en un foro celebrado en Baréin —sede de la V Flota norteamericana frente a las costas de Irán, según se ha informado. Como también se ha comentado, desde su mismo nombre se puede colegir que pese ha ser tan pretencisos y haber sido anunciado por los imperialistas yanquis y sus sirvientes de la región con tanta pompa, es incompleto, pues falta la parte principal; es decir, no contiene nada sobre la ocupación de Palestina desde 1948, no dice nada sobre la principal exigencia histórica del pueblo palestino, que es la liberación de Palestina, la salida de los ocupantes y el retorno de los millones de desplazados forzosos para establecer el Estado sionista de Israel.

Por eso, al silencio de los diferentes medios informativos del imperialismo y la reacción mundial,  miles de palestinos se manifestaron desde el 25 en Cisjordania ocupada y la Franja de Gaza contra este "plan de paz para Oriente Medio" patrocinado por el gobierno estadounidense. En Gaza los palestinos protagonizaron, además, una huelga en protesta contra el inicio del foro económico “Paz para la Prosperidad”, que inició ayer en Baréin, donde se discutirá dicho plan, informó Página 12 de Argentina.

El 19 de junio, con ocasión del Día de la Heroicidad, los Partidos y Organizaciones Maoístas del Mundo, sentaron posición denunciando la patraña imperialista-sionista:

"En estos días el gobierno achireaccionario genocida de Trump-Pence ha anunciado una nueva iniciativa de  “acuerdo de paz” sobre Palestina secundado por sus lacayos del Oriente Medio como la Monarquía Saudí y el Estado sionista de Israel, etc. Iniciativa que no es más que una nueva patraña genocida contra Irán, Palestina y todas las naciones oprimidas de esa región. Persigue legitimar la condición colonial de Palestina y el régimen de aparthei impuesto por el Estado sionista genocida contra la población palestina, legitimando la limpieza étnica. Patraña imperialista con el servicio de sus lacayos las monarquías sanguinarias del Golfo, encabezadas por la Saudí, contra el pueblo palestino como parte de impulsar un frente de agresión contra Irán. El imperialismo yanqui prosigue su guerra de agresión en el Medio Oriente Ampliado (MOA) ahora como guerra de sus “coaligaos” de la región contra la “amenaza shiita”y de Irán para buscar recuperar posiciones perdidas".
Un fracaso más del imperialismo yanqui:

El diario El País, de la fecha, comentó:

"El espejismo del plan económico de paz que acabó de presentar el miércoles en un foro celebrado en Baréin —sede de la V Flota norteamericana frente a las costas de Irán— se ha desvanecido, en medio del boicot palestino y la ausencia oficial israelí, pese a la lluvia de 50.000 millones de dólares en inversiones prevista en la región...

La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) ya había contestado a su oferta pocas horas antes desde Cisjordania, territorio que fue ocupado por Israel hace 52 años. “El plan [de Trump] solo sirve para impedir una solución política (...) al ofrecer una ilusión de prosperidad a cambio de aceptar una perpetua cautividad”, rezaba un comunicado de la ejecutiva de la OLP.

El seminario económico celebrado en Manama, capital del reino insular del Golfo, no ha arrojado conclusiones más allá de la ausencia de las partes implicadas y del limitado nivel de las delegaciones. Por ejemplo, el consejero delegado del fondo Blackstone, Stephen Shwarzman, intervino en el foro para animar a los inversores internacionales a participar en el plan de infraestructuras, que incluye la construcción de un corredor de transporte entre la franja de Gaza y Cisjordania a través de territorio israelí. Más tarde, el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, se mostró dispuesto a construir campos de fútbol en los territorios palestinos. “Mientras los niños juegan un partido, no solo se lo pasan bien, sino que además no se dedican a hacer otras cosas”, destacó el responsable de la federación internacional".

Así, este cínico mafioso de la FIFA se encargó de decir cuál es el objetivo político del "plan", esto es, aplastar la resistencia del pueblo palestino contra la ocupación, de su parte más pujante, de su juventud. Es la parte económica del plan genocida.

Y el día de ayer el mismo períodico publicó, bajo el titular:Kushner admite que sin acuerdo político no habrá plan de paz en Oriente Próximo. Los palestinos reciben con protestas el foro económico convocado por el yerno de Trump en Baréin, que:

" Después de dos años de promesas para acometer el “acuerdo del siglo” en Oriente Próximo, el plan de paz de Estados Unidos parece haber nacido moribundo. El seminario económico Paz para la Prosperidad convocado para promoverlo arrancó este lunes en Baréin en medio de escasas expectativas de culminación de un pacto definitivo. Jared Kushner —yerno, asesor principal de Donald Trump y arquitecto del plan de la Casa Blanca— reconoció en la inauguración del foro en Manama que sin “una solución política justa y duradera” no puede lograrse la prosperidad y dignidad de los palestinos y garantizar la seguridad de Israel, informa France Presse. Kushner les invitó a emprender la vía del desarrollo económico como “condición previa para poder solventar, más adelante, un problema político aparentemente insoluble”.

Mientras daban cuenta del rechazo por el pueblo palestino del plan genocida del imperialismo yanqui:

"En Gaza y Cisjordania, los palestinos —que boicotean el foro auspiciado por Washington— recibieron con huelgas y manifestaciones la propuesta de la Casa Blanca, que les augura una lluvia de miles de millones de dólares sin garantizarles un Estado propio a corto plazo. Al controvertido seminario tampoco asisten delegados oficiales de Israel, que solo estará representado por empresarios, ni apenas ministros de los países árabes.

La versión económica del “acuerdo del siglo” presentada por la Administración de Trump consiste en inyectar 50.000 millones de dólares en la región durante una década para la creación de infraestructuras y negocios en los territorios palestinos y en países árabes vecinos, como Egipto, Jordania y Líbano".

Y agregaba:

"El plan de paz de Trump cuenta con escasos compañeros de viaje. Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos —que deberían correr junto con Qatar con el grueso de la financiación— son los únicos países de la región que han enviado a ministros al seminario. Pese a que EE UU anunció la presencia de responsables de Doha en Manama, su asistencia aún no había sido confirmada este lunes.

Tampoco estaba garantizada la participación de Omán o Kuwait. Egipto, Marruecos y Jordania solo están representados por funcionarios de nivel técnico. Irak y Líbano han declinado la invitación de Baréin, que cuenta con la asistencia destacada del secretario del Tesoro de EE UU, Steven Mnuchin; de la directora del FMI, Christine Lagarde, y del coordinador adjunto para Oriente Próximo de la ONU, Jamie McGoldrick".

Paris: De vuelta a la manifestación nacional por la liberación de Georges Abdallah

Por cuarto año consecutivo, a la convocatoria de la campaña unitaria, más de 400 personas se manifestaron en París el sábado 22 de junio de 2019 para exigir una vez más la liberación de Georges Abdallah.

En una marcha dinámica, combativa y decidida estuvieron representadas varias organizaciones y activistas políticos de varias ciudades de Europa y otros lugares (Bélgica, Italia, Suiza, Alemania, España, Estados Unidos), Francia (Lille, Nantes, Lyon, Annecy, Toulouse, Burdeos, Marsella...), así como París y su región, para exigir una vez más la liberación de Georges Abdallah.

Muchos son también los que han expresado su voluntad de unirse a la campaña unitaria para continuar el trabajo comprometido con este espíritu de intensificación y coordinación de la movilización y las luchas para establecer el equilibrio de poder que llevará a la liberación de nuestro compañero. .

Este evento también fue el lugar para hacer escuchar la declaración enviada por Georges Abdallah para esta ocasión y para recordar, a través de incluir la declaración de la campaña unitaria publicada a continuación, la lucha que es la de nuestro compañero.

Agradecemos a todos los participantes de este evento nacional, a todos los que contribuyeron a su éxito y a todos aquellos que expresaron su apoyo a esta iniciativa.

Para su información, adjuntamos a continuación estas dos declaraciones leídas al final del evento.

Declaración de Georges Abdallah para la manifestación nacional organizada por la campaña unitaria para la liberación de Georges Abdallah el 22 de junio de 2019.

París

Estimados camaradas, queridos amigos,

En los últimos tiempos, las masas populares han irrumpido en el frente de la escena política y se afirman más que nunca con entusiasmo y determinación. De un país a otro, y más particularmente en los países de la periferia sur del Mediterráneo, la lucha continúa extendiéndose y floreciendo en levantamientos insurreccionales de un tipo particular. En oleadas, decenas de miles o incluso cientos de miles de mujeres, hombres, jóvenes y viejos de diversos horizontes salen a la calle e intervienen en lugares públicos...

Ya no pueden permanecer indiferentes ante el empeoramiento de sus condiciones existenciales precarias, salen de su sopor como por arte de magia y piden cuentas a los que se consideran intocables. Y de repente, una nueva era comienza a formarse y estructurarse ante nuestros ojos y muchas esperanzas comienzan a surgir en el horizonte. Por supuesto, la diversidad de expresiones en la unidad de la lucha, así como el entusiasmo manifiesto y la determinación de las masas populares, no pueden hacernos olvidar las contradicciones reales dentro del movimiento.

La estratificación de la clase y su debilidad estructural, la generalización de la precariedad existencial y, sobre todo, el trabajo informal a escala mundial, especialmente en los países del sur, hacen que la pequeña burguesía y sus diversas propuestas tengan un peso considerable en todos los niveles, no solo en el nivel de liderazgo político del movimiento.

Esto nos sugiere que la transición ya en curso, y por un tiempo más o menos largo, es siempre una función de la capacidad de las masas populares y los protagonistas revolucionarios que trabajan para tener éxito en la lucha contra la hegemonía de las propuestas burguesas, así como en el refuerzo de la unidad del movimiento popular.

Lo que obviamente no es una tarea fácil ... Naturalmente, esta situación es parte de la prolongación y el florecimiento de todas estas protestas y otras revueltas ("Hirak") que han dado forma al mundo árabe durante más o menos diez años. También es parte de un contexto internacional donde las contradicciones interimperialistas se exacerban en el contexto de la crisis global del sistema capitalista moribundo y globalizado.

La pérdida de la hegemonía del imperialismo estadounidense a nivel mundial lo empuja en su huida hacia una mayor agresión frente a otros polos imperialistas y, especialmente, hacia una mayor hostilidad criminal hacia los estados independientes, algo así como protestas a su gusto...

Lo que vemos estos días, tanto en el Golfo frente a Irán como en el retiro del acuerdo nuclear, y en Palestina sobre la colonización sionista, es solo una expresión de esto. Pérdida de la hegemonía de una superpotencia imperialista. Este último ahora no puede gestionar las mediaciones entre los diversos componentes regionales en el Medio Oriente. Se impone, y está obligado a afirmarse, como enemigo de todos los pueblos de esta región.

Cualquiera que sea el sufrimiento que pueda causar, las masas populares eventualmente desacreditarán a todos estos títeres y otros potentados a su mando en el Golfo y en otras partes del mundo árabe.

Camaradas, como ven hoy, las masas, tanto en Argelia como en Sudán, dicen alto y claro que ciertamente hay lugar para otros futuros además de la sumisión a los dictados de los imperialistas y sus perros guardianes. .

Compañeros, no podemos ser indiferentes ante las masas populares palestinas y los combatientes de la Resistencia que se oponen valientemente a la barbarie de los soldados sionistas y las hordas de colonos, en condiciones particularmente difíciles.

No podemos ser indiferentes al lugar de nuestros camaradas comunistas y de nuestros compañeros kurdos que se enfrentan al régimen fascista en Turquía...

No podemos ser indiferentes a las masacres orquestadas por los imperialistas a través de los potentados de Arabia Saudita y el Golfo en Yemen...

¡Solidaridad, toda solidaridad con Argelia y sus masas populares en lucha! ¡Solidaridad, toda solidaridad con Sudán y sus masas populares en lucha! ¡Solidaridad, toda solidaridad con la Resistencia en las cárceles sionistas, y en celdas aisladas en Marruecos, Turquía, Grecia, Filipinas y en otras partes del mundo! ¡Solidaridad toda solidaridad con los jóvenes proletarios de los barrios populares! ¡Honor a los mártires y masas populares en lucha! ¡Abajo el imperialismo y sus perros guardianes sionistas y otros reaccionarios árabes! ¡El capitalismo no es más que barbarismo, honor a todos aquellos que se oponen a él en la diversidad de sus expresiones! ¡Juntos compañeros y solo juntos ganaremos! A todos ustedes, camaradas y amigos, mis más cálidos saludos revolucionarios.

Vuestro camarada Georges Abdallah.


DECLARACIÓN DE LA CAMPAÑA UNITARIA AL EVENTO NACIONAL, DEL 22 DE JUNIO DE 2019, PARA EXIGIR LA LIBERACIÓN DE GEORGES ABDALLAH

Queridos compañeros y amigos, por cuarto año consecutivo, a la convocatoria de la campaña unitaria, todos nos manifestamos hoy en París para exigir una vez más la liberación de Georges Abdallah. Han pasado 35 años desde que nuestro camarada fue encerrado por el estado imperialista francés, recordemos, a pesar de que ha sido dispuesta su libertad desde 1999 y que varias decisiones judiciales han fallado a favor de su liberación. 35 años de persecución judicial y venganza de estado en Francia, pero también 35 años de presión ejercida por la entidad sionista y los sucesivos gobiernos de EE. UU.

Para bloquear cualquier liberación de nuestro camarada. 35 años de violencia carcelaria y la barbarie de la "pequeña eternidad" de la cadena perpetua. Pero Georges Abdallah también es una vida y, en particular, 35 años de compromiso para continuar una lucha: la de un comunista, militante antiimperialista, anti-sionista, que luchó y continúa luchando a diario.

Es una vida y, en particular, 35 años de afirmación de una línea política general de análisis de esta guerra de clases que tiene lugar a escala nacional e internacional. Es el análisis más cercano del estado de las fuerzas imperialistas y sus contradicciones, para desenmascarar y denunciar sus planes de saqueo y dominación, como es el caso hoy en día, por ejemplo, con lo que está en proceso. jugar en el mundo árabe en general y en Palestina en particular a través de "este gran acuerdo del siglo" orquestado por el imperialismo estadounidense, al amparo de los países reaccionarios de la región, para intentar una vez más liquidar la causa palestina y los derechos justos y legítimos del pueblo palestino.

Georges Abdallah es también una vida y 35 años de compromiso internacionalista, junto a la resistencia palestina y sus cachorros de león y también junto a todos los pueblos en lucha, que luchan contra el capitalismo, el imperialismo, el sionismo. El colonialismo, los estados árabes reaccionarios y todas las formas de opresión.

Georges Abdallah, es toda una vida y 35 años en particular de la condena del sistema capitalista moribundo y moribundo y de un apoyo incondicional a la dinámica global de la lucha en curso. Es una vida y 35 años de rechazo de todo reformismo y todo compromiso ilusorio para tratar de salvaguardar las ganancias del llamado capitalismo democrático con rostro humano y son 35 años de reclamo de la implacable lucha del "Clase contra clase", junto a las masas y barrios. Georges Abdallah es una vida y 35 años de vigilancia y feroz lucha contra todas las formas de fascismo, racismo y violencia de estado.

Es una vida y 35 años de la afirmación de otro futuro y que la agonía de este sistema terminará solo en el avance del capitalismo hacia el socialismo y el comunismo. Georges Abdallah también tiene 35 años de solidaridad con los prisioneros revolucionarios y, en particular, con los presos políticos palestinos. Es, en su caso, 35 años de negativa a creer en "pequeños trucos aquí y allá", para romper la implacabilidad de un poder judicial de clase en realidad en manos del poder político de clase que en nombre de la razón del estado viola sus propias leyes; Son 35 años de determinación que, de acuerdo con un cierto equilibrio de poder, podemos lograr que nuestros compañeros se desprendan de las garras del enemigo. Georges Abdallah, son 35 años de apelación para un millar de iniciativas de solidaridad y, en última instancia, es una movilización que continúa fortaleciéndose y expandiéndose; una movilización que ahora se basa en una sólida red de activistas y partidarios activos, que tienen como objetivo ganar una opinión pública cada vez más amplia a nivel local, nacional e internacional.
 
Georges Abdallah, para concluir, es así toda una vida de lucha y 35 años, en particular, de determinación y convicción de que está unido y solo está unido, en la diversidad de la expresión solidaridad, en la coordinación y la intensificación de las movilizaciones combinadas, que superaremos.

 ¡SI, ABDALLAH, ES NUESTRO CAMARADA! ¡ES NUESTRAS LUCHAS! ¡SOMOS SU COMBATE! ¡LIBERTAD PARA ABDALLAH! ¡PALESTINA EN VIVA! PALESTINA VENCERÁ! ¡LIBERACIÓN DE GEORGES ABDALLAH! ¡ABAJO IMPERIALISMO, SIONISMO Y ESTADOS DE REACCIÓN ÁRABE!

Campaña de la Unidad para la Liberación de Georges Ibrahim Abdallah París, 22 de junio de 2019

Nepal: Bandh paraliza parciamente el país.

Correovermello-noticias
Kathmandu, 26.06.19
 
La prensa nepalí informa de un amplio seguimiento de la huelga general convocada por el ahora ilegal Partido Comunista del Nepal, que dirige el camarada Blipav.
El PCN llamó al bandh para protestar por el asesinato de Kumar Paudel en "encuentro". El transporte se interrumpió, mientras que las instituciones educativas y los mercados permanecieron cerrados debido al bandh en varias provincias.  Presuntos miembros del PCN-Bipalv colocaron dispositivos explosivos improvisados ​​(IED) en Kailali, Baitadi, Bajhang, Pyuthan, Nawalparasi, Kaski, Palpa, Chitwan, Baglung, Sindhupalchok, Sindhuli, Solukhumbu, entre otros distritos. No hubo víctimas humanas ya que el personal de seguridad desactivó la mayoría de los explosivos.
También la prensa nepali da cuenta d nuevas detenciones de cuadros y dirigentes del PCN. En el distrito de Lamjung, fue arrestado el camarada Binod Sonam, secretario del distrito de Pokhara.

martes, 25 de junio de 2019

SolRojo-Oaxaca: Breves iniciando semana.

Internacional. Partidos y organizaciones marxistas-leninistas-maoístas han emitido importante declaración con motivo del Día de la Heroicidad, el pasado 19 de junio, fecha que conmemora el Movimiento Comunista Internacional en memoria de los combatientes y soldados rojos, milicianos del entonces Ejército Guerrillero Popular, -hoy Ejército Popular de Liberación- dirigido por el Partido Comunista del Perú, quienes en 1989 en ejemplar lucha de resistencia y combatividad contra el viejo estado terrateniente-burocrático enfrentaron el odio más rabioso del gobierno reaccionario del fascista Alan García, que en la operación policiaca-militar del llamado “Comando Conjunto” atacaron con armas de alto poder, morteros y bombardeo de aviones, las prisiones de El Frontón, Callao y Lurigancho, donde se encontraban las guerrilleras y los guerrilleros en calidad de prisioneros de guerra, haciendo de las cárceles luminosas trincheras de combate para la revolución. A continuación la Declaración completa: Click Aquí
Francia. En el marco de la movilización nacional convocada por la liberación del comunista preso Georges Ibrahim Abdallah, decenas de organizaciones democráticas, juveniles y revolucionarias han respondido al llamado, tomando las calles en diversas ciudades. Paralelamente el camarada Abdallah ha redactado una nueva carta desde la prisión, haciendo un llamado a reforzar la solidaridad internacional para apoyar las luchas de los pueblos que se alzan contra el imperialismo, haciendo particular mención de Sudán, Argelia, Arabia Saudita, Turquía, el pueblo Kurdo, Palestina, Marruecos, Grecia, Yemen y Filipinas. En esta declaración, el camarada Georges ha destacado: “no podemos ser indiferentes ante las masas populares palestinas y los combatientes de la resistencia que se oponen valientemente a la barbarie de los soldados sionistas y las hordas de colonos, en condiciones particularmente difíciles.”
Brasil. El pasado 14 de junio se realizó la Huelga General de Resistencia Nacional, movilizando a más de 45 millones de personas, principalmente obreros, y trabajadores de los más diversos sectores como los servicios públicos, la banca, la salud, la educación, el transporte, etc. Así mismo se han sumado estudiantes, campesinos pobres, pueblos indígenas, jóvenes, mujeres y pueblo en general. La huelga en esta primera fase mostró la combatividad del pueblo brasileño, su repudio al gobierno del fascista Bolsonaro y el Alto Mando Militar que le sostiene y que impone políticas antipopulares y reaccionarias. El Periódico La Nueva Democracia ha lanzado su edición número 224, acompañada de un video que nos explica que esta huelga es sólo el comienzo de un gran levantamiento nacional.
Miahuatlán, Oaxaca. Importante evento democrático se llevó a cabo en la Sierra Sur de Oaxaca, donde los Comités de base y la estructura regional de CORRIENTE DEL PUEBLO SOL ROJO se congregaron para rendir homenaje a los camaradas asesinados por el viejo estado, destacándose los nombres de Faustino Acevedo Bailón, Alfredo Errestre Vázquez, Rosalino Díaz Barrera, Paulino Salud Landiz y Luis Armando Fuentes Aquino. Así mismo, se recordó a los camaradas Fernando Cruz y Javier López, quienes fallecieron por complicaciones de salud. Las y los SolRojistas de la Sierra Sur han retomado la Campaña Internacional #DrSernasPresentaciónConVida y #JusticiaParaLuisArmando. Se alistan banderas para la Tercera Fase de la Jornada por Justicia y Los Derechos del Pueblo en su modalidad de Movilización Nacional.

¿Es posible la guerra popular en los países imperialistas?

Nota V.O. : En las últimas semanas se ha visualizado una diferencia de posiciones en el movimiento comunista internacional respecto la guerra popular, en concreto sobre su aplicabilidad o no en los países imperialistas. Estableciéndose un debate entre Jose Maria Sison y el partido noruego Tjen Folket. 


Publicamos a continuación un artículo escrito por la organización alemana Dem Volke Dienen respecto el asunto y traducido al castellano por VND Peru.


Los camaradas de Noruega publicaron ayer un documento de lucha de dos líneas en inglés con respecto a una declaración emitida por Sison el día anterior. Como Sison publicó hoy una “Nota de seguimiento” como una respuesta obvia a la crítica de los compañeros (sin decirlo así), implicando a los compañeros noruegos, y en este sentido, a todos los que trabajan para la guerra popular y la propagan en los países imperialistas en la actual situación – sería según Sison un oportunista “de izquierda”, un maoísta falso o incluso un agente provocador “. Por eso queremos reflejar sus comentarios justificados aquí:

¡Defender y aplicar la universalidad de la guerra popular prolongada!
¿Cuál es el camino de la revolución en los países imperialistas? Esta es una pregunta candente para todos los revolucionarios en esta parte del mundo, en las fortalezas occidentales del imperialismo. Es una pregunta que durante 100 años ha sido contestada incorrectamente por la abrumadora mayoría de los autoproclamados revolucionarios en Europa.
El maoísmo plantea la universalidad de la estrategia de la guerra popular, y la presenta como la única estrategia militar del proletariado internacional, aplicable en todos y cada uno de los países de acuerdo con las diferentes condiciones concretas (aplicación concreta de acuerdo a las condiciones concretas). Pero algunas personas lo niegan obstinadamente, y se aferran a la vieja estrategia de la lucha legal prolongada hasta que las condiciones estén “maduras para la revolución” debido a un conjunto de crisis y los revolucionarios que acumulan fuerzas abrumadoras contra el viejo Estado capitalista, lo que les permitiría barrerlo en algún tiempo lejano, en algún tipo de guerra relámpago.
Esta es una estrategia que ha fracasado en la práctica mientras que la guerra popular es victoriosa. La teoría de la acumulación de fuerzas está más que lista para el basurero de la historia. Pero aún así, algunos todavía se sienten atraídos por lo viejo, como las moscas se sienten atraídas por la basura.

El siniestro ataque de Sison a la estrategia de la guerra popular.
El presidente fundador del Partido Comunista de Filipinas volvió a hablar en contra de la universalidad de la guerra popular prolongada (GPP) en un texto con fecha del 5 de junio de 2019:
Sobre la cuestión de la guerra popular en los países capitalistas industriales por José María Sison
Sison escribe:
“Trataré la noción de algunas personas de que la teoría de Mao sobre la guerra popular prolongada es universalmente válida y aplicable”.
Esta es una forma siniestra de plantear la pregunta. ¿Es esta teoría solo una “noción”? ¿Quiénes son “algunas personas”? Para la mayoría de los maoístas, es bien sabido que cuando el maoísmo se sintetizó por primera vez, lo hizo el presidente Gonzalo y el Partido Comunista del Perú. Esto fue realizado por el Partido en 1982 en medio de la guerra popular. En 1988, el Partido adoptó un documento actualizado que explicaba la ideología, “Sobre el marxismo-leninismo-maoísmo”, donde afirman:
La guerra popular es la teoría militar del proletariado internacional; en ella se resume, por vez primera en forma sistemática y completa, la experiencia teórica y práctica de las luchas, acciones militares y guerras libradas por el proletariado y la larga experiencia de la lucha armada popular y especialmente de las guerras campesinas de China. Es con el Presidente Mao que la clase logra tener su teoría militar; sin embargo, hay bastante confusión e incomprensión sobre este problema(…)
Una cuestión clave y decisiva es la compresión de la validez universal de la guerra popular y su consecuente aplicación, teniendo en cuenta los diferentes tipos de revolución y las condiciones específicas de cada revolución. Servirá a esta cuestión clave considerar que no se ha repetido una insurrección como la de Petrogrado, la resistencia antifascista y las guerrillas europeas en la II Guerra Mundial, así como las luchas armadas que se libran en Europa actualmente; y ver que al fin y al cabo, la Revolución de Octubre no fue sólo insurrección sino una guerra revolucionaria que duró varios años. En consecuencia, en los países imperialistas la revolución sólo puede concebirse como guerra revolucionaria y ésta hoy es simplemente guerra popular”.
¿Por qué el Partido Comunista del Perú y otros partidos y organizaciones que adoptan el mismo punto de vista, principales y principales entre ellos, los Partidos y Organizaciones Maoístas de América Latina, a los que se refiere Sison como “algunas personas”? Los nombres de los Partidos y organizaciones de hoy, y la línea que presentan, se pueden leer en una declaración tras otra. Deben ser bien conocidos por Sison. Son partidos serios y dedicados que han derramado sangre por la revolución. Pero Sison habla sobre la “noción” de “algunas personas”. No puede haber otra explicación que no sea Sison, que elige la forma de lucha más cobarde, ni siquiera reconoce a su oponente como digno de un nombre y, por lo tanto, no tiene que responder lo que realmente ha escrito. No hay referencias a documentos, solo a “nociones”.
Todo el texto de Sison está escrito de una manera como si la teoría de la universidad de la GPP ni siquiera hubiera sido formulada. Su texto está escrito como si sus objeciones contra él ni siquiera hubieran sido respondidas, a pesar de que todas y cada una fueron respondidas hace mucho tiempo, en el mismo acto de sintetizar el maoísmo. Este método de Sison es bastante vergonzoso.

Sobre la guerra popular en los países urbanizados frente a los países principalmente rurales.
Su texto comienza con el siguiente párrafo:
“Muchas veces me han preguntado los revolucionarios proletarios reconocidos si la guerra popular prolongada llevada a cabo por Mao en China se puede librar con éxito en países capitalistas donde el proletariado industrial se ha convertido en la clase mayoritaria y el campesinado se ha convertido en una clase minoritaria”.
Debemos preguntarnos, ¿de qué países está hablando Sison? No hay ningún país en Europa o América del Norte al menos, donde el proletariado industrial sea la mayoría. El proletariado es la clase más grande del mundo, pero hay grandes segmentos en él, especialmente en los llamados “países industrializados”, que están empleados en servicios públicos o privados. Por mucho, superan en número a los proletarios industriales en la mayoría de los países imperialistas. Esta no es una pregunta clave del texto, pero muestra su falta de calidad y precisión.
Además, diríamos que la característica definitoria más importante de los países a los que debe referirse no es “industrializada” sino “imperialista”. Muchos países del tercer mundo, incluso con poblaciones rurales muy grandes, podrían definirse como más “industrializados” hoy, que muchos países imperialistas. La mayoría de los productos industriales en el mundo se producen en los países oprimidos.
Sison escribe:
“En los países capitalistas industriales, los revolucionarios proletarios no pueden comenzar la guerra revolucionaria con un ejército pequeño y débil en el campo y esperan usar el amplio espacio y el tiempo indefinido en el campo para sostener la guerra”.
¿Quién hizo de esto el factor definitorio de la guerra popular? No al menos el Partido Comunista del Perú. Está claro por todos los maoístas que se adhieren al marxismo-leninismo-maoísmo, principalmente al maoísmo, que el camino de rodear las ciudades no es una ley universal de la GPP. Este es el camino en las naciones oprimidas en su mayoría rurales del mundo. El Partido Comunista del Perú definió la guerra popular en el Perú como una guerra popular unitaria, donde las áreas urbanas desempeñaron un papel más importante desde el comienzo de la guerra popular que en China. Y otros han dejado claro que la guerra popular no será una guerra campesina rural en los países imperialistas. Esto debe ser bien conocido por Sison, pero actúa como si no lo fuera.

Falsedad, prejuicio y oportunismo.
Sison escribe sobre la guerra en los países industrializados:
“Tan pronto como el ejército se atreva a lanzar la primera ofensiva táctica, se verá abrumado por el enorme ejército armado y el sistema de transporte, economía y comunicaciones altamente unificado de la burguesía monopolista”.
Esta es una objeción conocida contra la guerra popular. Y se ha tratado antes. Simplemente no es cierto que un grupo armado debe ser abrumado por “el enorme ejército” (!) Tan pronto como este actúe. Las Brigadas Rojas de Italia estuvieron activas desde 1970 hasta 1988. La Facción del Ejército Rojo de Alemania estuvo activa desde 1970 hasta 1998. El Ejército Rojo Japonés estuvo activo desde 1971 hasta 2001. The Weather Underground estuvo activo en los Estados Unidos desde 1969 hasta 1977. El Ejército de Liberación Negro estuvo activo en los Estados Unidos desde 1970 hasta 1981. La ETA del País Vasco estuvo activa desde 1959 hasta 2018. Hasta el día de hoy, hay varios grupos armados activos en Irlanda. La lista continúa, con guerrilleros activos en áreas urbanas de todo el mundo.
Lo importante es que la mayoría de estos grupos no estaban armados con la ideología todopoderosa del marxismo-leninismo-maoísmo. No fueron dirigidos por un partido comunista maoísta militarizado. Como maoísta, uno identificaría esto como una debilidad importante que los obstaculizaría en la lucha. Y aún así, estos grupos armados casi nunca fueron “abrumados” por el Ejército o el estado reaccionario. En la mayoría de los casos, ¡los grupos capitularon debido a la pérdida de moral o falta de ideología y liderazgo político! Eso es verdad de muchos de estos grupos. La afirmación de Sison, hipotética y teórica, es completamente falsa. No está arraigado en la realidad. Es solo la postura oportunista, vieja y podrida, que el enemigo es todopoderoso, “lo ve y lo sabe todo”, y por lo tanto no tenemos manera de luchar contra él.
Sison escribe:
Sin embargo, el término “guerra popular” puede ser usado de manera flexible para significar la necesaria revolución armada por parte del pueblo para derrocar al Estado burgués en un país capitalista industrial. Pero definitivamente, lo que debe ser prolongado es la preparación para la revolución armada con la abrumadora participación del pueblo “.
Esta es una forma clásica oportunista de “unificar” lo que no se puede unificar. Sison sabe muy bien que esto no es lo que se entiende y se afirma cuando los maoístas definen la revolución simplemente como la guerra popular, aplicable universalmente también en los países imperialistas y principalmente en los países urbanizados. Todos estamos a favor de ser flexibles en las tácticas, pero uno no debe ser “inflexible” en Ideología. Uno debe ser, como pensaron Lenin y Mao, estar basado en principios en este ámbito. O bien, no es el marxismo sino el oportunismo.
Sison declara aquí su línea, que es la única línea opuesta a la guerra popular pero que se hace pasar por revolucionaria; La línea de acumulación de fuerzas a través de la lucha legal prolongada. Esto fue lo que el Partido Comunista del Perú desafió desde el principio. Esta es la línea de toda la flora heterogénea de “marxistas-leninistas”, hoxhaites, trotskistas y adherentes occidentales del pensamiento de Mao Zedong hoy. Prolongada, muy prolongada, preparación por todos los medios legales y en algún momento en el futuro, una revolución armada. Hay que decir una y otra vez, que esto nunca ha sucedido. No ha pasado esto en 100 años, a pesar de que cientos y miles de grupos y partidos se han adherido a esta estrategia. Y la práctica de estos grupos y tendencias siempre ha sido más o menos idéntica a la práctica de las fuerzas abiertamente reformistas.
No hay diferencia cualitativa entre el trabajo y la práctica del Partido Socialista Obrero Británico, el PTB belga, el MLPD alemán o el alemán Die Linke. Y esta es la práctica aclamada por Sison y apoyada por muchos de sus seguidores, que apoyan la revolución en Filipinas, pero participan en el reformismo de tales partidos aquí en Europa. La teoría difiere, pero la práctica es la misma. ¿Cómo es esto posible? Es posible porque se quedan atrás, se retrasan al paso del tiempo que está girando constantemente y hace mucho tiempo demostró que la teoría de la acumulación prolongada no es más que una farsa. Es posible porque no hay conexión entre su teoría de la revolución y su práctica del reformismo y el legalismo. Tienen un objetivo de revolución que es total y fundamentalmente ajeno a su vida y práctica.

¿Camino de octubre o realmente ningún camino en absoluto?
Sison escribe:
“En la Rusia imperialista, los bolcheviques tenían la previsión de sembrar cuadros como semillas revolucionarias dentro del ejército zarista. Cuando las masas de tropas se descontentaron como el pueblo en el curso de la Primera Guerra Mundial, se levantaron para derrocar al Zar y luego al gobierno burgués de Kerensky. Posteriormente, emprendieron una guerra exitosa contra los reaccionarios y los intervencionistas extranjeros en el campo del vasto imperio ruso “.
Sobre la cuestión de Rusia, el Partido Comunista del Perú declaró en el documento mencionado anteriormente:
Y ver que al fin y al cabo, la Revolución de Octubre no fue sólo insurrección sino una guerra revolucionaria que duró varios años. En consecuencia, en los países imperialistas la revolución sólo puede concebirse como guerra revolucionaria y ésta hoy es simplemente guerra popular“.
La lucha armada de Rusia en 1917 no se puede mencionar sin adelantar también la revolución fallida de 1905. Esta fue una preparación para el 1917. Y la guerra duró hasta 1921, durante un período de 15 años, donde hubo mucha actividad armada, no solo en 1905 y 1917. Pero aún así, hemos tenido que esperar más de cien años para que los “acumuladores” occidentales finalmente acumulen fuerzas suficientes y también experimenten lo que Sison explica como las condiciones objetivas necesarias: “el Estado capitalista (…) [en] grave debilitación por su crisis interna, la crisis del sistema capitalista mundial, la participación en una guerra intercapitalista o interimperialista “. No es de extrañar que hayamos esperado por mucho tiempo, y con este método se podría seguir para siempre, si no fuera por el hecho de que el imperialismo está condenado. ¡Estas personas quieren hacer la revolución haciendo todo menos la revolución! Esto es una farsa y una expresión de bancarrota intelectual.
Incluso Lenin respondió a la cuestión de la acumulación hace mucho tiempo, afirmando que solo cuando vean el triunfo del socialismo la mayoría de la gente finalmente se convencerá.
Sison escribe:
“Incluso si la base material para el socialismo existe en el capitalismo, el proletariado debe primero derrotar al fascismo, ganando así la batalla por la democracia, antes de que el socialismo pueda triunfar”.
Conocemos esta tensión de pensamiento de nuestro acogedor “revisionista” de Moscú “CP”. No está lejos de la teoría antimonopolística desarrollada en las Escuelas del Partido Soviético de vender la idea de que los partidos revisionistas europeos trabajan incansablemente para construir una posición pro-soviética en los estados de Europa occidental, en el parlamento y en alianzas con partes de la Democracia Social. Era una fórmula para “primero asegurar la paz mundial” (!) O “establecer primero un gobierno capitalista antimonopolio”, y luego, después de esto, la revolución socialista. No es otra cosa que “transición pacífica”. Incluso si se enmascara como primera victoria contra el fascismo, entonces la revolución armada. La revolución armada no se desplegará de esta manera, nunca ha sucedido. La única manera de aplastar el fascismo es la guerra popular. Y la única manera de librar la guerra popular es librarla como una guerra prolongada de masas dirigida por un Partido Comunista Maoísta militarizado, y librada por un Ejército Popular y un Frente Unido.

Una falta total de conocimiento sobre las leyes y posibilidades en los países imperialistas.

Sison escribe:
“Según los estándares legales y constitucionales actuales de los países capitalistas industriales que pretenden ser liberal-democráticos, cualquier persona puede adquirir legalmente armas de fuego con fines deportivos y de autodefensa contra los delincuentes, así como contra el potencial del estado para volverse tiránico”. y opresivo “.
Una vez más, ¿de qué países está hablando Sison? Esto no es de ninguna manera la situación en Europa. En la mayoría de los países europeos hay leyes estrictas sobre armas de fuego, y está lejos de ser una opción para que “cualquier persona” adquiera armas de fuego para la autodefensa. Por supuesto, hay posibilidades legales en muchos países y los revolucionarios pueden hacer uso de ellos. Pero esta declaración muestra una vez más una falta de precisión en el conocimiento de Sison.
Sison escribe:
“Por lo tanto, es posible organizar a los proletarios con armas de fuego como clubes deportivos de armas, como organizaciones comunitarias de autodefensa y como seguridad voluntaria para eventos y estructuras públicas”.
Debemos decepcionar a Sison, si le importa leer nuestro breve texto, con el hecho de que esto se considera un delito penal en la mayor parte de Europa. ¡Y si no fuera ilegal, podríamos especular que el “gran ejército” del que habló Sison antes, podría elegir actuar como si fueran los clubes de armas los proletarios armados y estuvieran organizados en gran escala por un movimiento revolucionario!
La teoría también nos recuerda el programa de transición de Trotsky y su defensa de las milicias obreras en las fábricas. Ni Trotsky ni Sison han intentado organizar tales clubes de armas o milicias en Europa, pero esta es una alternativa muy pobre e ingenua al Ejército Popular que necesitamos para librar la guerra popular. Hecho en forma abierta o semi-abierta y en el marco del legalismo, estará casi indefenso contra el enjuiciamiento y la represión del Estado. El proletariado necesita su ejército. Las milicias deben formarse e integrarse en el ejército, pero esto no es posible dentro de un marco legalista de lucha legal prolongada.

¿Es sabio u oportunista ocultar nuestra intención?
Sison escribe:
“Es prudente que el partido revolucionario del proletariado no declare públicamente la intención de construir un ejército popular antes de que las condiciones sean propicias para la revolución armada”.
Una vez más, el oportunista típico está en el trabajo. Esto también es algo que hemos escuchado muchas veces antes. Los llamados revolucionarios dicen “no debemos declarar públicamente nuestra intención”, pero ¿a quién están engañando? Si esta es una verdadera intención, declarada internamente, es bastante difícil mantener el secreto de los servicios de inteligencia. Al menos si el Partido está organizado tan libremente y legalmente como amigos de Sisons en algunos países europeos. ¿Es el propósito esconder nuestra intención a las masas? ¿Para ocultar la necesidad de construir un Ejército Popular del pueblo mism?
¿A quién hay que engañar por esta intención oculta? ¿Por esta “sabiduría”? Nos atrevemos a proponer, que los únicos engañados son los honestos revolucionarios que creen que los oportunistas tienen la intención de construir un Ejército Popular. Engañado por las concesiones de Sisons al defender clubes de armas e intercambios políticos y prácticos con las guerras revolucionarias en los países oprimidos. Engañado por el prestigio más que por el contenido, porque el contenido es antiguo y en la misma sintonía con el que se reproduce en todos los grupos reformistas oportunistas en el Occidente.
El plan de repetir dogmáticamente lo que conciben como el camino de octubre de Lenin, más de 100 años después y contra un enemigo que ha estudiado la insurrección y cómo vencerlo durante un tiempo tan largo como un ataque sorpresa, es extremadamente ingenuo. Criminalmente ingenuo, si se aplica como una estrategia real por un autoproclamado Partido Comunista.
Sobre la cuestión de ocultar nuestra intención, los grandes maestros fundadores del marxismo, Marx y Engels, han respondido esto de la única manera comunista como ya se encuentra en el Manifiesto comunista:
Los comunistas desdeñan ocultar sus puntos de vista y objetivos. Declaran abiertamente que sus fines solo pueden alcanzarse mediante el derrocamiento violento de todas las condiciones sociales existentes. Dejen que las clases dominantes tiemblen ante una revolución comunista. Los proletarios no tienen nada que perder excepto sus cadenas. Tienen un mundo que ganar.
Compare esta atrevida declaración con el consejo “sabio” de Sison de esperar a que maduren las condiciones para declarar nuestra intención …
También, notemos que Sison habla de revolucionarios proletarios, no de comunistas, y del partido del proletariado y no del Partido Comunista. En nuestro punto de vista, este no es el lenguaje más correcto y claro para este asunto.

Incluso los imperialistas entienden la universalidad de la guerra popular.
Dejemos Sison y escuchemos al Dr. Thomas A. Marks, un asesor de riesgo político yanqui que trabaja en el negocio de la contrainsurgencia:
“En cualquier discusión sobre la insurgencia, las obras de Mao Tse-tung son inevitables. Sus innovaciones dieron como resultado la “guerra popular”, una formulación que levantó el desafío asimétrico de táctico y militar a estratégico y político. “Mao fue a la guerra irregular lo que Napoleón y Clausewitz fueron a la guerra regular”.
Y:
“Al contrario, como Mao dejó en claro una y otra vez, la violencia es parte integral de todas las fases de la insurgencia. Se utiliza simplemente a un nivel adecuado a la situación para eliminar la resistencia y la presencia del gobierno para que la política insurgente pueda producir una movilización de masas y de recursos “.
Y:
“El caso de las FARC ilustra que, sean o no maoístas, las insurgencias deben perseguir los elementos estratégicos maoístas tal como se realizan en el arte operacional”.
Los intelectuales burgueses que se especializan en la guerra de guerrillas y la insurrección a menudo se refieren a Mao de esta manera. Su teoría de la guerra popular no es referida, por ellos, como guerra campesina o “cercando las ciudades desde el campo”. Se lo denomina como elevar la guerra de guerrillas a un nivel estratégico y sintetizar las leyes de la guerra de guerras irregular o asimétrica. Lo que entienden los expertos burgueses, muchos revolucionarios no lo comprenden; La guerra popular, sintetizada por Mao Zedong, es universalmente aplicable en todos los países del mundo. Es la única estrategia militar del proletariado y, por lo tanto, de las masas oprimidas del mundo.
La guerra popular es una parte esencial e integral del maoísmo.
Más adelante, el Partido Comunista del Perú escribió en su Línea Internacional:
Ante esto el Presidente Gonzalo en la I Conferencia Nacional de noviembre del 79 llamó a todo el Partido a enarbolar, defender y aplicar el marxismo-leninismo-pensamiento Mao Tsetung contra el triple ataque revisionista. En estas posiciones el Partido se mantuvo firme y llevó una inalterable posición de principios. En 1980 el PCP inició la guerra popular basándose en el marxismo-leninismo-pensamiento Mao Tsetung y es aplicando y desarrollando la guerra popular que avanzó más en la comprensión del maoísmo como tercera etapa del marxismo, por lo que en la II Conferencia Nacional de mayo del 82 acordó que el marxismo-leninismo-maoísmo era la tercera etapa del marxismo, así el PCP fue el único partido en el mundo que estuvo a la vanguardia en la defensa del maoísmo y asumió el bregar por la unidad de los marxistas-leninistas-maoístas en el mundo para que esta ideología sea mando y guía de la revolución peruana y mundial“.
Esta es la línea presentada por el presidente Gonzalo y el PCP, una línea roja en el Movimiento Comunista Internacional, para luchar por la unificación bajo el maoísmo. Hagamos hincapié en la afirmación de que el maoísmo se comprendió solo a través de la Guerra Popular en el Perú y que el PCP fue el único Partido Maoísta en el mundo en 1982. Esto es completamente cierto. Lo que es importante no es la palabra, sino el contenido, y el contenido del maoísmo no se estableció claramente antes de 1982 y fue hecho solo por el PCP. La guerra de las popular es una parte integral de esta tercera y más alta etapa de la Ideología del Proletariado; El marxismo-leninismo-maoísmo, principalmente el maoísmo.
Es bueno que Sison haya adelantado su línea, incluso de manera cobarde y mediocre. Es una buena oportunidad para presentar la línea correcta de la guerra popular prolongada en todos y cada uno de los países como el único camino hacia el comunismo. Los argumentos en contra son bien conocidos por nosotros y han sido contestados muchas veces, pero no lo son para todos los revolucionarios. Ahora, pueden ver por sí mismos lo que se presenta en contra de la guerra popular, cuál es la “alternativa”, y pueden evaluar por sí mismos si se trata de un camino victorioso, o simplemente el mismo paso de ganso hacia el pantano del reformismo. El oportunismo y el cretinismo parlamentario que muchos de nuestros precursores han hecho solo para ahogarse en esta agua fangosa amarga.
También recomendamos los siguientes tres grandes textos que son muy relevantes para este tema, no solo para resaltar la estrategia de la guerra popular, sino también sobre cómo ver al Presidente Gonzalo y cómo evaluar la Revolución de Octubre de Rusia desde nuestro punto de vista superior. Hoy, conquistada por el maoísmo.
Redacción de Klassenstandpunkt, República Federal Alemana: Guerra Popular – El único camino hacia la liberación http://www.demvolkedienen.org/index.php/en/t-theorie-en/2259-klassenstandpunkt-people-s-war-the- camino único a la liberación
Partido comunista maoísta, estado francés: ¡Defender la vida del presidente Gonzalo es defender el maoísmo! http://www.demvolkedienen.org/index.php/en/t-dokumente-en/1778-pcm-to-defender-the-life-of-chairman-gonzalo-is-to-defend-maoism
Frente revolucionario en defensa de los derechos de los pueblos, Brasil: ¡Viva el brillante camino de octubre! http://www.demvolkedienen.org/index.php/en/t-dokumente-en/1852-long-live-the-shining-october-path
Estos son expresiones y ejemplos de los grandes esfuerzos de la línea roja para reenviar la línea del Presidente Gonzalo, promover y propagar la línea del PCP y dar un nuevo impulso al Movimiento Comunista Internacional. Es una expresión de cómo la línea roja brinda orientación y apoyo a los maoístas en todo el mundo, y por qué el maoísmo está avanzando ahora también entre los revolucionarios en los países imperialistas. Los esfuerzos deben ser saludados y estudiados por todos los maoístas.

La línea roja unirá el movimiento comunista internacional bajo el maoísmo.
Esta respuesta al texto de Sisons se hace a toda prisa. La cuestión de la guerra popular ha sido investigada y formulada mucho más a fondo muchas veces, por ejemplo, en los tres textos anteriores, y especialmente en los grandes documentos del Partido Comunista del Perú. Está escrito polémicamente, pero no está escrito con ninguna falta de respeto a los comunistas y combatientes de Filipinas.
Durante 50 años, el Partido Comunista de Filipinas ha librado una guerra popular gloriosa. Comunistas y masas han derramado sangre como parte viva y luchadora de la Revolución Proletaria Mundial. No es solo una contribución práctica al Movimiento Comunista Internacional, sino también una prueba de la invencibilidad de la guerra popular y la universalidad de la guerra popular. La Guerra popular en las Filipinas es una de las cuatro guerras populares en el mundo de hoy, por lo que es importante y profundamente apreciada por todos los verdaderos comunistas. Deseamos que se desarrolle aún más y tenga éxito en la destrucción del viejo Estado, la Nueva Democracia, la transición socialista y las revoluciones culturales hasta el comunismo. Mientras el fuego de la guerra popular esté ardiendo, por más  que paresca amainar en ciertos períodos, saludamos al fuego ardiente y lo celebramos.
Esta esperanza y este apoyo son inquebrantables, sea lo que sea lo que José Maria Sison pueda recomendar como inteligente o flexible, pero ese apoyo no puede ni debe poner un límite a la lucha de dos líneas. La unidad sin principios es una expresión de la línea negra, la línea burguesa, la línea de liquidación y el revisionismo. La lucha de dos líneas debe librarse sin temor a estar fuera de orden, porque sabemos que es una lucha de vida o muerte para la Revolución Proletaria Mundial.
La línea roja del Movimiento Comunista Internacional sostiene como verdadero el hecho de que el maoísmo es la tercera y más alta etapa de la ideología del proletariado y que la guerra popular es universalmente aplicable en todos y cada uno de los países. Esta es la posición de la izquierda, esta es la posición correcta que se ha comprobado una y otra vez, esta es la posición que prevalecerá y ya está uniendo al Movimiento Comunista Internacional bajo una bandera gloriosa por primera vez en mucho tiempo.
¡ Unirse bajo el maoísmo !
¡ Reconstituir y constituir los partidos comunistas militarizados !
¡ Guerra popular hasta el comunismo !

Por Ard Kinera, 6 de junio de 2019.
Fuente Dem Volke Dienen
07 de junio de 2019